Examen de resonancia magnética aumentaría el diagnóstico precoz del cáncer de mama

por Revista Ginecología y Obstetricia
71 vistas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Ginecología y Obstetricia

Al realizar pruebas de mamografía para detectar el cáncer de mama, el tejido denso del seno puede complicar la detección de esta condición. Así como aumentar el riesgo de sufrirla. Las directrices estadounidenses no recomiendan la revisión suplementaria. Sin embargo, los médicos pueden elegir hacer un seguimiento de las mamografías negativas con Imagen de Resonancia Magnética (IRM) en mujeres con senos densos. Hasta el momento, pocos datos han apoyado esta práctica.

Ahora, un ensayo controlado aleatorio proporcionó la primera evidencia de alta calidad de que el uso de la IRM, además de la mamografía de revisión. La IRM puede mejorar la detección temprana del cáncer de mama en mujeres con senos extremadamente densos. 

Los resultados fueron publicados en el New England Journal of Medicine.

«Encontramos que la revisión suplementaria con IRM en mujeres con tejido mamario extremadamente denso resultó en el diagnóstico de cánceres en intervalos significativamente menores que el uso de la mamografía sola»,

dijo la autora principal Marije F. Bakker, PhD, del Centro Médico Universitario de Utrecht, Países Bajos, y colegas del Grupo de Estudio de Ensayos DENSE a MedScape.

El estudio mostró que el uso de la IRM redujo a la mitad el número de cánceres a intervalos en comparación con la mamografía de cribado sola.

Te puede interesar: Nueva estrategia para la liberación de fármacos frente al cáncer de mama

Cánceres de intervalo

Los cánceres de intervalo son aquellos que se encuentran durante el período de tiempo entre las pruebas de detección. En este caso, los tumores de mama que se encuentran durante el intervalo regular de 2 años después de una mamografía de detección negativa y antes de la siguiente mamografía de detección programada regularmente. Una reducción en los cánceres de intervalo puede indicar que estos cánceres se han detectado antes. Antes de que se vuelvan sintomáticos y causen enfermedad o muerte. 

Te puede interesar: Biopsia de ganglio linfático centinela no tendría beneficios para un cáncer de mama

Uso de la IRM

Los resultados del estudio también sugieren que el uso de la IRM complementaria detectó más cánceres de crecimiento lento y menos agresivos. Muchos de estos tumores también eran de etapa temprana. Así como tumores bien diferenciados que eran positivos para los receptores hormonales y potencialmente más tratables que los tumores de etapa avanzada.

Sin embargo, no todos los tumores que se detectan a tiempo progresan para causar síntomas o la muerte. Por lo tanto, la pregunta sigue siendo si la detección temprana del cáncer de mama mediante IRM se traduce en una mejor supervivencia para las mujeres con senos densos.

«No está claro cuántos de los cánceres detectados en nuestro ensayo eran potencialmente mortales y qué fracción, si la hubiera, representa un sobrediagnóstico»,

dijeron los autores.

Además, la IRM suplementaria tuvo una tasa de falsos positivos del 8%. Y casi el 74% de las mujeres que se hicieron una resonancia magnética. También se sometieron a una biopsia de mama en realidad no tenían cáncer de mama.

Te puede interesar: ¿Qué preguntar a un cirujano especialista en cáncer de mama?

Opiniones encontradas sobre el uso de la IRM

«Si usamos IRM suplementarias, estaremos poniendo a estas mujeres en mayor riesgo de procedimientos sin contribuir a su eventual supervivencia«, preguntó el Dr. Dan Longo en un editorial acompañante. Longo, que no participó en el estudio, es profesor de medicina en la Facultad de medicina de Harvard en Boston, Massachusetts, y editor adjunto de la New England Journal of Medicine.

«Es probable que los hallazgos de este ensayo refuercen la idea de que la evaluación por IRM es importante en mujeres con tejido mamario denso«, dijo. «Pero el estudio no puede responder a la pregunta de si los tumores que se detectaron «necesitaban ser encontrados o tratados«.

Se necesitan estudios más grandes y a largo plazo para responder a estas preguntas, según los autores y el editorialista.

«La prueba definitiva del valor de la IRM en mujeres con tejido mamario extremadamente denso será si su uso mejora la supervivencia, una respuesta que no tendremos durante mucho tiempo»,

concluyó Longo.

Detalles del estudio

El estudio se llevó a cabo como parte de un programa de cribado basado en la población en ocho hospitales y cuatro centros regionales de cribado en los Países Bajos entre diciembre de 2011 y noviembre de 2015. Incluyó a 40.373 mujeres de 50 a 75 años de edad que tenían tejido mamario extremadamente denso y resultados normales en la mamografía de revisión. De éstas, 8.061 mujeres fueron elegidas al azar para ser invitadas a una IRM suplementaria, mientras que 32.312 fueron asignadas a la mamografía solamente. Los datos sobre los diagnósticos de cáncer proceden del Netherlands Cancer Registry.

Entre las mujeres que recibieron IRM, 454 (9.5%) mujeres tuvieron exploraciones anormales y fueron llamadas de vuelta para pruebas adicionales. Un total de 300 de estas mujeres (6,3%) se sometieron a biopsia de mama. De ellos, 79 tenían cáncer de mama: 64 (81%) eran tumores invasores y 15 (19%) carcinoma ductal in situ (una forma de cáncer precoz con bajo riesgo de convertirse en invasor). La mayoría de estos cánceres eran de estadio temprano 0 o I (n = 72), nódulos negativos (n = 70), moderadamente a bien diferenciados (n = 55), y receptores hormonales positivos (n = 56).

La IRM suplementaria tuvo una sensibilidad de 95.2% y una especificidad de 92%. Entre las mujeres a las que se les realizó una resonancia magnética y a las que se les pidió que se hicieran pruebas adicionales, el 17.4% en realidad tenía cáncer de mama. Entre las mujeres que se sometieron a IRM y biopsia de mama, el 26.3% en realidad tenía cáncer de mama.

También te puede interesar