¿Qué es el síndrome de hiperestimulación ovárica o SHEO?

por Revista Ginecología y Obstetricia
162 vistas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Ginecología y Obstetricia

El síndrome de hiperestimulación ovárica (SHEO, por sus siglas en inglés) es un problema que algunas veces se ve en mujeres que toman medicamentos para la fertilidad que estimulan la producción de óvulos. Generalmente ocurre en mujeres que toman medicamentos hormonales inyectables para estimular el desarrollo de óvulos en los ovarios. 

Según una publicación de Mayo Clinic, el SHEO hace que los ovarios se hinchen y se vuelvan dolorosos. Puede ocurrir en mujeres que se someten a fertilización in vitro (FIV) o inducción de la ovulación con medicamentos inyectables. Con menos frecuencia, el síndrome de hiperestimulación ovárica ocurre durante los tratamientos de fertilidad utilizando medicamentos que usted toma por vía oral, como el clomifeno. Se estima que esta afección se presenta en el 3% al 6% de las mujeres que pasan por fecundación in vitro, según datos de Medline Plus.

El tratamiento depende de la gravedad de la afección. El SHEO puede mejorar por sí solo en los casos leves, mientras que los casos graves pueden requerir hospitalización y tratamiento adicional.

Causas

Por su parte, Medline Plus, la base de datos de bibliografía médica producida por la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, asegura que normalmente una mujer produce un óvulo por mes. Algunas mujeres que tienen dificultades para quedar embarazadas pueden tomar medicinas para ayudarlas a producir y liberar más óvulos.

Si estas medicinas estimulan demasiado los ovarios, estos pueden resultar muy hinchados. El líquido puede escaparse a la zona del vientre y del pecho. Esto se denomina síndrome de hiperestimulación ovárica (SHEO). Este síndrome ocurre después de que los óvulos son liberados del ovario (ovulación).

Las mujeres pueden tener mayor probabilidad de padecer SHEO si:

  • Recibe una inyección de gonadotropina coriónica humana (GCH)
  • Recibe más de una dosis de GCH después de la ovulación
  • Queda embarazada durante este ciclo
  • El SHEO rara vez ocurre en mujeres que solo toman medicamentos para la fertilidad por vía oral

Otros factores de riesgo que predisponen al SHEO incluyen:

  • Ser menor de 35 años
  • Tener un nivel de estrógenos muy alto durante los tratamientos para la fertilidad
  • Presentar síndrome ovárico poliquístico

Te puede interesar: Infertilidad: evaluación, tratamiento y técnicas de reproducción asistida

Síntomas

Los síntomas del síndrome de hiperestimulación ovárica pueden ir de leves a graves. La mayoría de las mujeres que padecen la afección tiene síntomas leves tales como:

  • Distensión abdominal
  • Dolor leve en el abdomen
  • Aumento de peso

En casos raros, las mujeres pueden tener síntomas más serios, como:

  • Aumento rápido de peso (más de 10 libras o 4.5 kg en 3 a 5 días)
  • Dolor intenso o hinchazón en la zona abdominal
  • Disminución de la micción
  • Dificultad para respirar
  • Náuseas, vómitos o diarrea

Te puede interesar: 4 beneficios de realizar ejercicio durante tu ciclo menstrual

Tratamiento del síndrome de hiperestimulación ovárica

Los casos leves del síndrome de hiperestimulación ovárica normalmente no necesitan tratamiento, explican en Medline Plus. De hecho, podría mejorar las probabilidades de quedar embarazada.

Las siguientes medidas podrían ayudarte a disminuir las molestias:

  • Descansa bastante con las piernas levantadas. Esto ayuda a que el cuerpo libere el líquido. Sin embargo, la actividad ligera de vez en cuando es mejor que el reposo total en cama, a menos que el médico le diga lo contrario.
  • Toma al menos de 10 a 12 vasos de líquido al día (sobre todo bebidas que contengan electrólitos).
  • Evita el alcohol o las bebidas con cafeína (como las colas o el café).
  • Evita el ejercicio intenso y las relaciones sexuales. Estas actividades pueden causar molestia en los ovarios y pueden hacer que los quistes ováricos se rompan o tengan escapes de líquido, o provocar que los ovarios se tuerzan y se interrumpa el flujo de sangre (torsión ovárica).
  • Toma un analgésico de venta libre, como paracetamol (Tylenol).
  • Pésate todos los días para asegurarse de que no esté subiendo demasiado de peso: 5 o más libras o unos 2 kg por día.

En el caso excepcional de que desarrolles el síndrome de hiperestimulación ovárica grave, será necesario que asistas a un hospital. Allí, los proveedores de atención médica le suministrarán líquidos intravenosos. También extraerán los líquidos que se hayan acumulado en su cuerpo, y vigilarán su estado.

También te puede interesar