¿Qué debo hacer si mi pareja me miente?

482 vistas

Todos somos conscientes de que la confianza es el pilar más importante en una relación para que funcione, sin embargo, las mentiras están a la orden del día y pueden llegar a ser lo más doloroso en una pareja. Es una herida profunda a la complicidad creada por los dos. 

Cuando nos enamoramos de una persona siempre ponemos en marcha emociones, compromisos y un sinfín de ilusiones. Esperamos lo mejor de esa persona, damos por sentado de que todo va a ir bien, pero nunca nos detenemos o dejamos el espacio a la duda y a la idea de que esa persona tal vez no es lo que esperamos. 

Mi pareja me miente: ¿Cómo debo actuar?

Lo principal es estar seguros de si realmente la pareja nos está mintiendo, o se trata de meros rumores. Es decir, hay que tener todas las pruebas, porque de seguro negarán los hechos desde el inicio. Pero, además, porque si no estamos seguros, podríamos estar rompiendo un lazo al desconfiar en vano.

Algunas personas tienen tendencia a manejarse con mentiras o verdades a medias. Para ellos resulta natural y quizá, no entiendan las consecuencias que pueden acarrear. Por lo tanto, aquí hay algunas claves para actuar cuando descubren estas actitudes.

1. Tranquilidad

Se torna difícil, con el enojo o la desilusión, mantener la calma. De igual manera, es necesario que así sea para no terminar en un conflicto más grave aún. Es muy sencillo comprender que de una reacción agresiva no se obtiene nada positivo, así que paciencia.

Para lograr solucionar la situación y obtener lo que se espera del compañero hay que idear un plan. El primer paso debe ser controlar los impulsos y poner en funcionamiento la razón.

2. Momento y lugar

Hay que pensar y generar un momento que sea propicio para conversar sin interrupciones. Asimismo, es importante el lugar donde vayas a plantear la situación para que no se perciba como un ataque.

No es lo mismo aparecer en su oficina en plena reunión de trabajo, que ir a un bar o a una plaza solos. Todo se relaciona con el dominio de las emociones y la posibilidad de planificar.

3. Diálogo

Cuando estén más apaciguados los ánimos, hay que sentarse a conversar con la pareja sobre lo sucedido. Antes de acusar, es mejor preguntar de manera asertiva cómo fueron los hechos.

En efecto, hay que brindar la oportunidad de salir de esa zona de mentiras y dar su versión. Al escuchar, se puede llegar a una conclusión para saber a qué se debe o lo grave que es la mentira.

4. La inmediatez

Al enterarse de que la pareja nos ha mentido, es mejor no dejar pasar demasiado tiempo antes de hablar. De lo contrario, se va acumulando una especie de resentimiento que sólo contribuye a la tristeza y el enfado.

Si no confiesa por sus propios medios, es necesario decirle lo que ya sabe y atender el tema entre los dos. El tiempo no borra esas heridas y la confianza hay que restablecerla cuanto antes.

5. La expresión de los sentimientos

No todas las personas son iguales, ni tienen las mismas expectativas o maneras de cuidar una relación. Entonces, explicarle a quien nos miente lo que eso nos produce puede ayudar a que nos entienda mejor y podamos llegar a un acuerdo.

No decir nada puede ser contraproducente porque quizás esa persona no sepa el dolor que causa con sus maneras de actuar.

Sacar a la luz ese malestar también ayuda a liberarse de las energías negativas. Es desahogarse y dejar un espacio abierto para volver a empezar, juntos o no, pero saludablemente.

6. ¿Puedo perdonar si mi pareja me miente?

Una vez conocida sus explicaciones, se puede llegar al perdón. Al fin y al cabo, nadie es perfecto y, si muestra arrepentimiento, es posible dar otra oportunidad. Es cierto que no se olvida tan fácil el sufrimiento, pero con el tiempo se logra.

Por tanto, lo que debes hacer es negociar el cómo actuaras a partir de ahora, para evitar otros conflictos de este tipo. Quizá, al conocer el porqué, encuentren que ambos deben modificar algunas conductas.

Fuente: Mejor con Salud

Escrito por Isbelia Esther Farías López

También te puede interesar