Sexualidad después de los 50 años

205 vistas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Ginecología y Obstetricia

Cuando las mujeres se acercan a los 50 años y experimentan cambios hormonales con la menopausia, empiezan a pensar y dudar de su correcto funcionamiento sexual, por esto hoy la Revista Ginecología y Obstetricia, junto a la ginecologa y sexóloga Lorena Giannoni, explica qué es la sexualidad y los puntos claves a tener en cuenta para tener una vida sexual activa a lo largo de tu vida.

¿Qué es la sexualidad? 

La sexualidad es una combinación de aspectos físicos, psicológicos y sociales que involucran a la persona y su entorno, que influyen en el reconocimiento de quién soy, qué me gusta, cuáles son mis fantasías, con qué me identifico y cómo me muestro ante el mundo que me rodea.  

La sexualidad de las personas se mantiene hasta el fin de sus vidas, así no tenga una pareja, si se estimula repetitivamente las fantasías sexuales, hay una continua masturbación, se cuida el autoestima y se estimula la coquetería, la mujer está sexualmente activa. Esto quiere decir que las mujeres pueden ser sexuales durante toda su vida. 

Dolor, incomodidad y sequedad vaginal después de los 50 años 

A medida que llega a la vida de la mujer la menopausia, esta experimenta cambios hormonales por la reducción en la producción de las hormonas femeninas, lo cual produce sequedad vaginal, que puede ocasionar dolor en la zona íntima, infecciones recurrentes, prolapsos, sensación de incomodidad y reducción de la libido debido a la disminución de estrógeno, encargado del deseo sexual. 

Para estos cambios hormonales hay gran variedad de tratamientos,  entre ellos, los tratamientos con las hormonas (prohibidos para mujeres que han sufrido de cáncer de seno), tratamientos con láser, que regeneran el colágeno de la vagina, cremas y óvulos de estrógeno de uso local y  lubricantes que contengan ácido hialurónico. 

Todas las mujeres son  diferentes, tienen distintas sensibilidades, los orgasmos a lo largo de la vida pueden ser intensos y en otro momento menos intensos, por esto no se debe comparar la sexualidad de una mujer con otra.  

Las relaciones sexuales 

Para que tengas una vida sexual activa y la disfrutes, te recomendamos seguir estos tips que harán de tu sexualidad una grata experiencia. 

  • Mantén tu imaginación activa, jugar con la mente antes, durante y después de la relación sexual, esto puede hacer tu sexualidad aún más satisfactoria. 
  • Mantén lubricada tu zona íntima para evitar dolores e incomodidades. 
  • Mastúrbate para conocer qué te gusta y cómo te gusta.  
  • No inhibas tus fantasías sexuales, no hay necesidad de compartirlas si crees que a tu pareja no le interesa, manténlas para ti y disfrútalas en tu interior. 
  • Si tu pareja no te conoce, enséñale desde el lado propositivo, qué te gusta y cómo te gusta, siempre procurando no ofender su forma de hacerlo. 
  • No hagas cosas que a ti no te gusten, no quieres o no desees, no tienes que hacer lo que no quieres para complacer a tu pareja. 
  • Anticípate y compra lencería, esto puede fortalecer su seguridad y, por tanto, tu autoestima. 
  • La pareja debe trabajar también en seducirte y excitarte constantemente. 
  • No compares la forma en que sientes tus orgasmos con las demás mujeres, cada una es diferente. 
  • Ten presente que el deseo sexual de los seres humanos es cíclico, en ocasiones es alto y otras veces es bajo.  
  • Si pierdes tu libido por  un factor diferente a tu pareja, es aconsejable que realices otras actividades que te hagan sentir bien, por ejemplo, ver películas, hablar con tus amigas, cambiarte de look, bailar, leer un libro etc. 
  • Realiza ejercicios de Kegel para mantener tu músculo de la zona íntima en buen estado. Para mujeres que han tenido varios hijos estos ejercicios pueden ser un gran aliado.  
  • Si tienes enfermedades del corazón o te estás cansando durante las relaciones sexuales, hazlas poco a poco,  y más despacio. 

Si tienes pareja y estás pasando por dificultades biológicas con ella y también psicológicas es recomendable que cada miembro de la pareja vaya donde un especialista, en el caso del hombre que vaya donde el urólogo y la mujer donde la ginecóloga, y ambos deben de ir a terapia sexológica.

También te puede interesar