Esto debes saber sobre el Postparto

146 vistas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Ginecología y Obstetricia

Después del nacimiento de tu bebé es normal que desees que tu regla, cuerpo y sensaciones sean iguales que antes del embarazo, pero volver a tu normalidad puede tardar entre 2 y 3 meses después del nacimiento de tu hijo. 

Después del parto o cesárea puedes sentir algunas incomodidades o dudas que te pueden causar intranquilidad, es por esto que hoy te contamos sobre la alimentación después del nacimiento de tu bebé, cuándo llegará tu regla después del parto, qué sucede con tu fertilidad y lo cambios de humor que pueden ser comunes después de dar a luz. 

Alimentación

Después del parto o cesárea entrarás en tu periodo de lactancia, en este tiempo tu hijo o hija recibirán los nutrientes para las bases de su desarrollo cognitivo y físico, por esto debes incluir en tu dieta diaria frutas y verduras como manzana, piña, pera, fresas, banano, etc., y vegetales como lechuga, espinaca, zanahoria, entre otros. Debes aumentar la ingesta de proteínas como las lentejas, arvejas, fríjoles, garbanzos y frutos secos, también debes incluir más líquido durante tu periodo de lactancia para producir más leche.  

Debes evitar los azúcares, la cafeína en exceso, los cigarrillos o tabaco, el alcohol y las grasas trans, ya que estos elementos pueden interferir en el desarrollo de tu bebé y las grasas trans, como los fritos o frituras, retardan tu recuperación postparto. Los alimentos que tienen altas cantidades de cafeína son el chocolate, los tés oscuros, el café y las bebidas energizantes. 

Menstruación después del parto o cesárea

Es usual que las mujeres después del nacimiento de su hijo crean que su regla bajará el próximo mes o que llegará de inmediato, sin embargo la regla se puede demoran en bajar ya que la mujer se encuentra en un periodo de lactancia, lo que hace que el cuerpo no ovule igual. 

También la mujer puede experimentar sangrados después de su cesárea o parto, es normal ya que el cuerpo está eliminando todo el líquido y sangre que tenía el útero mientras estaba el feto allí. Para acelerar el proceso y evitar complicaciones por la cantidad de residuos que quedan en el vientre, es relevante que después del nacimiento las enfermeras se realicen masajes uterinos para eliminar estos residuos. Entre más leche produzcas y más dure el periodo de lactancia, menos menstruación tendrás y probablemente esta llegue hasta 6 meses después de dar a luz 

Ten presente que esta sangre y líquido no deben tener un olor fétido después de bañarte o limpiarte, si estás sintiendo un olor penetrante, es importante que verifiques con tu especialista a qué se debe este mal olor. 

Ten presente que así estés lactando y este se considere un método anticonceptivo, tu fertilidad puede volver 21 días después del nacimiento de tu hijo o hija, recuerda que todo método anticonceptivo tiene su probabilidad de falla y hay unos, sobretodo los naturales, que brindan menos seguridad de no tener un embarazo. Es por esto que debes empezar a utilizar un método anticonceptivo que no contenga estrógenos, ya que estos afectan la lactancia. 

Las fajas posparto 

Cada especialista, según la historia clínica de la paciente determinará si le brindaran el beneficio esperado. Las fajas posparto, en especial las que solo rodean el abdomen, son recomendadas ya que ayudan a mantener los órganos en su lugar después del parto, estos se aflojan un poco y la faja es de gran ayuda para evitar la sensación de que los órganos están caídos. Las fajas ayudan a disminuir el dolor al toser y al moverse, ayudan a proteger la espalda de la mujer y previenen acumulación de líquidos. 

Por otro lado, las fajas cuando no son utilizadas bajo la observación de un especialista pueden ocasionar problemas a largo plazo como que los órganos se debiliten, que haya una infección en la herida de la cesárea por la cantidad de calor y sudor que produce la mujer al tenerla. 

Depresión posparto

Es normal que después del parto la mujer experimente un poco de inconformidad, sensibilidad y preocupación, ya que no está teniendo los periodos aconsejados para dormir y descansar, tiene miedo de la nueva experiencia que trae un bebé y tiene algunas sensaciones de inconformidad por los dolores, los sangrados y cansancio que siente al dar a luz. Sin embargo, este es un periodo que dura alrededor de dos a tres semanas después del parto y que, con ayuda del apoyo familiar, del padre o la madre, podrá mejorar. 

Cuando la mujer, después del parto o cesárea, siente que los cambios de humor, son muy fuertes e inexplicables y duran más de tres semanas o incluso meses, se habla de la depresión posparto, esta condición se debe tratar de inmediato para evitar que se estanque la lactancia, haya maltrato por parte de la madre hacia el bebé o que el hijo o hija tengan problemas en el desarrollo cognitivo y de conducta debido a la depresión. En este caso la madre debe tener un apoyo familiar, psicológico y psiquiátrico para dar solución a su condición.  

Es relevante que cada madre tenga presente que debe ir a consultas ginecológicas después del parto, tener una buena alimentación, mantener un ambiente tranquilo, pedir apoyo para el cuidado del bebé, realizarse los masajes uterinos para evitar complicaciones y también identificar si está pasando a un estado de depresión que requiera tratamiento inmediato.

También te puede interesar