El tratamiento con el láser vaginal

117 vistas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Ginecología y Obstetricia

El rejuvenecimiento vaginal consiste en un grupo de medidas quirúrgicas y médicas que se utilizan para solucionar los problemas en la vulva y la vagina causados por cambios hormonales, embarazos y condiciones que alteran el tejido de la vagina.

¿Qué es el láser vaginal?

El láser es un dispositivo que emite una luz homogénea e intensa, en este caso en el área de la vulva y la vagina, que se utiliza para rejuvenecer la vagina. Es una alternativa para solucionar los problemas surgidos por los cambios hormonales,  como regenerar colágeno y hacer un tejido joven,  mejora el trofismo de la vagina. Este es un tratamiento para las secuelas de los partos, como la amplitud vaginal, ayuda a lubricar mas la vagina y evitar comezón,  infecciones recurrentes, hace subir la vejiga y combate los escapes de orina, ya que le da solución a los cambios en el aparato reproductor femenino. 

Características de mujeres que se realizan este tratamiento 

  • Mujeres que han sufrido cambios en su cuerpo por la obesidad. 
  • Mujeres que están en el periodo de la menopausia.
  • Personas que han sufrido secuelas vulvovaginales de la endometritis. 
  • Mujeres que desean un rejuvenecimiento vaginal. 
  • Atrofia de la mucosa vaginal adelgazamiento, resequedad e inflamación de la zona íntima. 
  • Síndrome de la relajación vaginal, pérdida de firmeza de las paredes vaginales. 
  • Síndrome de incontinencia urinaria de esfuerzo, la mujer tiene pérdidas de orina al toser, estornudar y hacer ciertos esfuerzos. 

Este procedimiento se realiza porque la mujer siente incomodidades que afectan su sexualidad (dolores al tener relaciones sexuales), puede presentar grietas en su zona íntima que afectan su salud y calidad de vida al tener las condiciones anteriormente mencionadas.  

Forma de uso 

Se debe realizar junto con el especialista capacitado en la aplicación del láser vaginal, en un consultorio o clínica estética, después de revisar la historia clínica de la paciente y su estilo de vida, para evitar contraindicaciones. 

  • Se aplica anestesia local, esta puede ser en forma de crema.
  • Se inserta dentro de la vagina de forma perpendicular. 
  • Se aplica de forma fraccionada,  para no provocar quemaduras.  
  • Contiene ácido hialurónico que provoca hidratación.  
  • Se hacen alrededor de tres sesiones con un intervalo de 4 a 6 semanas. 

La duración de este tratamiento varía de acuerdo a las características de cada mujer, si la persona se encuentra en una edad joven el tratamiento puede durar más tiempo. Usualmente tiene una función entre un año y tres años después de su aplicación.

Cuidados 

  • Aplicarse óvulos  antisépticos y antiinflamatorios, que evitan el picor y molestias, que desaparecen a los 10 días después del tratamiento farmacológico.
  • No realizar ejercicios de alto  impacto.
  • No tener relaciones sexuales hasta que el especialista lo permita. 
  • Evitar la luz del sol en la zona íntima. 

Entre sus ventajas están la rapidez con la que se siente un cambio luego de su realización, es un procedimiento menos invasivo, es ambulatorio con una rápida recuperación,  y es una alternativa para las mujeres que han sufrido de cáncer de seno y, por tanto, no son candidatas a la terapia hormonal, o no desean utilizar hormonas como tratamiento.

También te puede interesar