Onicofagia: el hábito de comerse las uñas

por Revista Ginecología y Obstetricia
157 vistas

Es un hábito que se tiene desde la niñez y que en ocasiones lo arrastramos a nuestra vida adulta. 

El acto de morder o comerse las uñas es conocido científicamente como onicofagia y puede resultar perjudicial para la salud, ya que puede haber daños en los dientes y dedos, dándoles un aspecto descuidado y promoviendo el desarrollo de infecciones que deben ser tratadas.

Sin embargo, comerse las uñas no es solo una cuestión de mala maña, nerviosismo, deseo o negligencia, sino que está ligado a un trasfondo psicológico o podría indicar un trauma de la niñez.

Para algunos expertos la onicofagia puede ser una consecuencia de:

  • Cambios drásticos vitales;
  • Episodio de nervios, ansiedad o estrés;
  • Estados obsesivos a modo de compulsión;
  • Frustración, rabia, baja autoestima, entre otros. 

¿Cómo dejar este el hábito de comerse las uñas?

  1. Mantén las uñas bien cortadas y limadas

Las uñas cortan evitan puntadas que sirven como tentación y así previendo el hábito de morderlas. 

  1. Píntate las uñas con esmalte especial

Este tipo de esmaltes están diseñados para este tipo de problemas, contiene un sabor muy amargo, que hacen que las personas eviten llevar los dedos a la boca. Estos son de color transparente, así que sirven tanto para las mujeres como los hombres y los niños mayores de 4 años. 

  1. Puedes ponerte uñas postizas o uñas de gel

Este tipo de uñas disminuyen el impulso de morderlas, ya que la persona queda con la sensación de cuidar su aspecto. 

Por otra parte, se sugiere cubrir una o algunas de ellas con un apósito adhesivo, más conocido como curitas, al final de una semana la persona podrá retirarlo y ver cómo la uña quedó más bonita y sana en comparación con las otras.

  1. Distráete con una pelota antiestrés

Como mencionamos anteriormente, el estrés es un factor para que uno se coma las uñas. Si adoptamos un hábito que sustituya el de comernos las uñas (jugar con una pelota antiestrés, una liga o una moneda) nos ayudará a mantener la cabeza ocupada. 

  1. Masca un chicle

Se recomienda mantener un paquete de chicles sin azúcar en los momentos de mayor ansiedad y aburrimiento, para evitar el vicio de las uñas. 

  1. Piensa en un hobbie 

Puedes escuchar música, leer un libro, conversar con alguien o realizar actividades físicas para lograr aliviar la ansiedad y tener menos manías y hábitos adictivos, como es en este caso. 

  1. Haz psicoterapia

El acto de morderse las uñas puede ser consecuencia de deficiencia nutricional (falta de calcio y/o magnesio), por esta razón, en algunos casos las personas se muerden las uñas con el objetivo de obtener estos minerales de forma inconsciente. 

Los especialistas recalcan la importante de tener una dieta equilibrada, rica en vitaminas y minerales para evitar la deficiencia nutricional. 

Consecuencias:

  • Lesiones en la piel del dedo y en las cutículas, facilitando la infección por bacterias y hongos;
  • Deformaciones en las uñas, en los dedos y en la piel alrededor, lo que causa limitaciones por los efectos estéticos;
  • Aumento de las posibilidades de desarrollar problemas gastrointestinales, como gastroenteritis y gastritis.

Fuente consultada: TUASAÚDE

También te puede interesar