¿La prueba de Papanicolaou es necesaria después de una histerectomía?

90 vistas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Ginecología y Obstetricia

Depende. Esa fue la respuesta que dio el ginecólogo obstetra de Mayo Clinic, el Dr. Tatnai Burnett sobre la necesidad de realizar pruebas de Papanicolau después de una histerectomía.

La prueba de Papanicolaou o citología es una prueba diagnóstica. Esta se utiliza para analizar el estado del cuello uterino de las mujeres y poder detectar anomalías presentes en esta zona. Mediante esta prueba se puede hallar de forma temprana patologías como el cáncer de cuello uterino, infecciones en la vagina, entre otras.

Histerectomía

Si se le practicó una histerectomía parcial. Es decir, cuando se extrae el útero pero queda el extremo inferior del útero (cérvix). Su médico probablemente recomendará pruebas de Papanicolau continuas”, explicó el Dr. Burnett a través de una publicación en Mayo Clinic.

“De manera similar, si usted tuvo una histerectomía parcial o una histerectomía total para una condición cancerosa o precancerosa; los exámenes regulares de Papanicolaou pueden aún ser recomendados como una herramienta de detección temprana para monitorear un nuevo cáncer o cambio precanceroso. Además, si su madre tomó el medicamento dietilestilbestrol (DES) mientras estaba embarazada de usted; se recomiendan los exámenes regulares de Papanicolaou, ya que la exposición al DES aumenta el riesgo de desarrollar cáncer cervical”,

agregó el especialista.

Sin embargo, el ginecólogo obstetra asegura que puede dejar de hacerse pruebas de Papanicolaou si se sometió a una histerectomía total por una condición no cancerosa.

Te puede interesar: Lo que debes saber sobre el examen pélvico

Importancia de la edad

Los médicos generalmente están de acuerdo en que las mujeres pueden dejar de hacerse pruebas de Papanicolaou de rutina después de los 65 años de edad, ya sea que haya tenido una histerectomía o no, si tiene un historial de pruebas regulares con resultados normales y si no está en alto riesgo de cáncer cervical.

Si no estás segura de si todavía necesitas hacerte la prueba de Papanicolau, la recomendación es hablar con tu médico de confianza.

También te puede interesar