¿Cuándo dejan de ser normales los dolores menstruales?

251 vistas


Foto: Shutterstock

Desde la primera menopausia hasta el final del periodo fértil, la mujer puede llegar pasar por cerca de 400 menstruaciones. Para muchas mujeres, estos días no presentan mayores complicaciones más allá del sangrado y las molestias que trae consigo, pero para muchas otras son los días más dolorosos del mes, llegando a afectar las actividades del día a día.

Los remedios más comunes para el dolor menstrual aguado, son los analgésicos, las compresas calientes, algunos tés, etc., que pueden disminuir parcialmente el dolor, sin embargo, ¿cuánto dolor es lo que deberíamos sentir con la llegada de la menstruación?

¿Qué causa los cólicos?

Según los especialistas, el dolor se puede producir por las contracciones del útero similares a las contracciones que experimenta una mujer a punto de dar a luz. De hecho, estas contracciones se producen con frecuencia, pero es solo durante los días de la menstruación donde logramos sentirlas porque aumentan su intensidad.

Cada una de las contracciones que se producen, causan la reducción temporal del abastecimiento de sangre en el útero, ya que los vasos sanguíneos de la pared muscular se comprimen. El dolor se produce por la liberación de sustancias químicas como respuesta a la privación de oxígeno de los tejidos.

Las contracciones permiten que el útero se desprenda más fácilmente del endometrio, causando el sangrado, mientras da paso a un nuevo recubrimiento interno, proceso importante en la fertilidad femenina.

Los dolores hacen parte de todo este proceso, por lo que sí es normal llegar a sentir dolor durante los días del periodo. Sin embargo, si los dolores se extienden hacia las distintas partes del cuerpo, o si interfieren con las actividades diarias e incluso con la actividad sexual, es señal de que algo podría estar funcionando de la manera incorrecta.

Riesgo de los dolores menstruales muy fuertes

Entre los posibles riesgos de los dolores de vientre, se encuentran el síndrome de ovario poliquístico y endometriosis. Para estas dos enfermedades no hay una cura definitiva, pero sí alternativas que permiten aliviar los síntomas y evitar que la situación empeore para la mujer que lo padece.

De igual manera, aquí te compartimos algunas recomendaciones que puedes seguir para aliviar los dolores menstruales.

Evita el estrés: una recomendación que puede parecer fantasiosa y hasta imposible, pero lo que sí es verdad es que los altos niveles de estrés se traducen en disminución en la producción de progesterona, la hormona encargada de prevenir el dolor.

Practica ejercicio: la actividad física favorece la buena circulación del cuerpo. Los cólicos menstruales serán menos dolorosos.

Reduce el consumo de azúcar: lo ideal no es solo disminuir la cantidad de azúcar consumida en esos días, sino en todo el mes. Los alimentos altos en azúcares son de carácter inflamatorio y pueden empeorar el malestar.

También te puede interesar