La “T” o DIU de cobre

188 vistas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Ginecología y Obstetricia

Qué es la ‘T’ de cobre: 

La “T” o DIU (dispositivo intrauterino) de cobre es un método anticonceptivo de barrera que se pone en el útero de la mujer para evitar el paso de los espermatozoides o de los óvulos, previniendo un embarazo. El anticonceptivo está hecho de plástico flexible recubierto de cobre, ligado a un cordón que cuelga a través del cuello uterino para facilitar su retiro. El dispositivo viene en diferentes tamaños ya que cada mujer tiene un útero de distinta medida.

Uno de los efectos secundarios es el aumento excesivo en la producción de mucosidad, debido a que  la “T” causa una inflamación leve para evitar la implantación en el útero. Si presentas un flujo vaginal en exceso, es importante que le comentes a tu ginecólogo, pues la abundancia de secreción puede crear una infección.  

Inserción: 

Este dispositivo se puede poner durante cualquier día del ciclo menstrual pero es recomendable a mitad de la regla ya que el útero estará más dilatado. El procedimiento es de corta duración.

Se recomienda que 15 días antes de la colocación del DIU no se practiquen relaciones sexuales, se realicen exámenes de embarazo, exámenes de sangre, de enfermedades de transmisión sexual, el papanicolau o citología pelvica y se mantega un higiene y cuidado adecuado de la zona íntima. 

Los pasos para la inserción (después de las observaciones previas para elegir el método), que debe realizarse en un en un consultorio ginecológico y para la que se recomienda que la paciente vaya acompañada, son: 

  1. Informar a la paciente los riesgos y pasos del procedimiento. 
  2. Esterilizar todos los materiales.  
  3. Medir el útero con un histerómetro, para elegir el tamaño de la ‘T’.  
  4. Limpiar muy bien la vulva y vagina. 
  5. Introducir el espéculo para observar la vagina. 
  6. Introducir la ‘T’ en el aplicador para su inserción. 

Durante: 

El mismo día de instalación del método pueden aparecer dolores de espalda, calambres, cólico y mareo, ya que es un objeto extraño que ingresa al cuerpo. Durante los 15 días posteriores a la introducción no se debe hacer ejercicio fuerte o levantar pesas, también, durante los primeros días, la implantación puede producir manchado entre periodos. Si la usuaria tiene una pareja estable puede dejar de usar el preservativo entre una y dos semanas después de su inserción. 

Se recomienda que, durante el primer año, la mujer asista a controles de rutina cada tres meses para realizar una ecografía intravaginal, hacer seguimiento de su estado de salud, etc. Después del año la mujer debe asistir a una revisión anual.

Retiro: 

Para su colocación y retiro es importante que se sigan los protocolos de higiene como limpiar el área, los utensilios, utilizar guantes y lavar las manos.  Estos protocolos aseguran que, al retirar o poner la T de cobre o Diu, no entre en contacto con bacterias o infecciones que generen complicaciones en el aparato reproductivo femenino.

Los hilos que quedan colgando en el cuello uterino se utilizan para su extracción, junto con la ayuda de unas pinzas se toma la cuerda y se jala con suavidad, su flexibilidad permite una remoción indolora. Es importante que la mujer observe que el DIU fue extraído en su totalidad.

Ventajas:

  1. La “T” de cobre no causa infertilidad, así que puedes quedar embarazada después de retirarla. 
  2. Es una buena elección para mujeres con cirugía cardiovascular, venas varices y diabetes ya que, por su condición clínica, no pueden recurrir a métodos anticonceptivos hormonales.
  3. Es apto para cualquier edad. 
  4. No afecta las relaciones sexuales: si sucede es importante dirigirse al medico para hacer una revisión del dispositivo. Una de las razones más comunes de inconformidad es porque los hilos están largos, sin embargo éstos se pueden recortar. 
  5. Tiene una eficacia de 10 a 12 años. 
  6. Es más económico en comparación con otros métodos anticonceptivos. 
  7. Al ser un dispositivo de barrera no altera tu equilibrio hormonal.
  8. Puedes amamantar con tranquilidad. 
  9. Es entre 95% y 99% seguro. 

Desventajas: 

  1. No es recomendable para aquellas parejas que tienen múltiples parejas sexuales porque si la mujer llega a contraer una infección o una ETS, el dispositivo puede llevar la infección al útero y las trompas de falopio, generando una reacción inflamatoria grave, como la enfermedad pélvica inflamatoria. 
  2. No es recomendable para mujeres con abundantes periodos o síntomas pre menstruales fuertes ya que al utilizar el DIU puede empeorar 
  3. No se debe poner en mujeres con infecciones.
  4. No protege de enfermedades de transmisión sexual. 
  5. No protege de embarazos ectópicos, es decir, aquellos que se dan fuera del útero.
  6. Se puede mover por diferentes razones: contracciones musculares que se producen durante la menstruación, colocación incorrecta, colocación después de un parto reciente (porque el útero se va a encoger otra vez) 
  7. Puede ser abortivo ya que se encuentra en el útero. 
  8. Puede ocasionar quistes en los ovarios.
  9. Puede generar sangrados en la mitad del ciclo.
  10. Puede perforar o infectar el útero 
  11. Debido al material que lo recubre, es posible la liberación de cobre. 
  12. La sífilis o gonorrea, abscesos, enfermedad pélvica inflamatoria son factores de riesgo para las mujeres que usen el dispositivo, por lo que se recomienda no utilizarlo en estos casos. 
  13. No es recomendable para mujeres con cáncer de ovario o VIH.

Cada mujer debe elegir el método anticonceptivo acorde a su genética, historia clínica y criterio propio, junto a un ginecólogo que le puede dar la confianza y seguridad de que el método es el adecuado para su cuerpo. Recuerda cada mujer es diferente.

También te puede interesar