Cervicitis: causas, síntomas y tratamientos

293 vistas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Ginecología y Obstetricia

La cervicitis es una enfermedad en la que se produce inflamación del cuello uterino. La gran mayoría de casos son provocados por infecciones de transmisión sexual como la clamidia; cuando no es tratada a tiempo puede causar patologías como la enfermedad inflamatoria pélvica.

Como ya lo mencionamos, la cervicitis puede ser causada por infecciones de transmisión sexual; aunque también puede producirse por reacciones alérgicas a preservativos, espermicidas, productos de higiene femenina. El crecimiento de bacterias que se encuentran en la vagina también pueden dar lugar al desarrollo de esta enfermedad.

Síntomas

Por lo general, esta enfermedad no causa ningún síntoma que pueda servir a la persona como alerta; y suele ser detectado de forma casual al realizar otros exámenes de rutina. En los casos en los que se producen signos estos pueden incluir:

  • Flujo vaginal abundante
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Sangrado luego de tener relaciones sexuales
  • Ganas de ir constantemente al baño
  • Presencia de sangrado entre periodos menstruales

Existen algunos factores que aumentan el riesgo de desarrollar esta enfermedad. Algunos de estos son: tener varias parejas sexuales, tener antecedentes de infecciones de transmisión sexual, iniciar la vida sexual a edades tempranas.

En algunos casos la cervicitis aumenta el riesgo de desarrollar patologías como la enfermedad inflamatoria pélvica y contraer infecciones de trasmisión sexual. 

Diagnóstico y tratamiento

Para realizar el diagnóstico el médico tratante puede requerir pruebas como: el examen pélvico, que permite ver si hay inflamación en los órganos pélvicos; o una revisión parecida a la prueba del Papanicolau, en la que se pasa un isótopo por la zona cervicouterina para obtener una muestra de los fluidos y luego analizarlos.

Por lo general, esta enfermedad es tratada mediante antibióticos, cuando es producida por una infección de transmisión sexual, estos medicamentos permiten controlar las bacterias; en caso de tener pareja estable es necesario que el tratamiento lo inicien ambos para evitar su contagio.

También te puede interesar