Verrugas genitales: condiloma acumulado

por Revista Ginecología y Obstetricia
307 vistas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Ginecología y Obstetricia

El condiloma acumulado es la acumulación de las verrugas causadas por el Virus del Papiloma Humano, virus que en un principio se denomina de  transmisión sexual, pero se puede transmitir por otros canales como los dedos, la piel o al compartir objetos infectados. Los VPH relacionados con el candiloma acumulado son el tipo 6 y tipo  11. Recordemos que hay muchos tipos de este virus. 

Después de la contaminación se da un periodo de dos  meses a dos años para que ocurran manifestaciones clínicas claras, como las verrugas. En las mujeres estas verrugas aparecen en los labios menores, mayores, el clítoris, en la vagina y cuello uterino o cérvix. Este virus se ve directamente relacionado con el cáncer cervical, el cáncer más común en la ginecología. 

Síntomas 

Picazón

Sangrado durante o después de las relaciones sexuales.

Verrugas genitales 

Hinchazón 

Irritación

Detección el virus 

Papanicolau o citología vaginal 

Colposcopia 

Revisión del ADN 

Tratamiento 

Para el tratamiento del condiloma , se puede usar la forma tópica, o sea la administración de  cremas en los lugares donde se encuentran estas verrugas, como lo son: el podofilox, el imiquimod, resina de podofilina, el ácido tricloroacético; si el médico diagnostica una cantidad de condiloma mínima.  Sin embargo, si el condiloma (las verrugas genitales) son muy grandes y son demasiadas, el especialista procederá a realizar  radiocirugía, criocirugía o remoción quirúrgica de las verrugas. Ten presente que el tratamiento varía según la persona, su historia clínica y genética. 

Si la detección y tratamiento de esta enfermedad es tardío y la mujer desarrolla  cáncer, se recomienda la combinación de quimioterapia y vacunación, ya que la vacuna aumenta las células T en el cuerpo y generan inmunidad antitumoral y la quimioterapia ataca las células malignas en el cuerpo. 

Prevención 

Vacunarse 

No compartir cuchillas de afeitar. 

Reducir el número de parejas sexuales. 

Usar preservativos. 

Mantener una muy buena higiene. 

Evitar duchas vaginales. 

Realizarse la prueba del papanicolau para detectar anormalidades en las células del cuello uterino. 

Si actualmente padeces de condiloma, es importante que visites a tu ginecólogo para que empieces un tratamiento, y evite el desarrollo de cáncer o condiloma acumulado, recuerda que le debes decirle a tu pareja o tu compañero sexual de lo que estás padeciendo, para que él o ella empiece un tratamiento igual que tu. Por último,  evita las relaciones sexuales sin protección, y si sientes molestias, déjalas hasta que estés en condiciones de tenerlas.

También te puede interesar