¿Un embarazo ectópico puede llevar a otro?

por Revista Ginecología y Obstetricia
152 vistas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Ginecología y Obstetricia

Un embarazo ectópico se produce cuando un óvulo fecundado se implanta y crece fuera de la cavidad principal del útero. El embarazo comienza con un óvulo fecundado. Normalmente, el óvulo fecundado se adhiere al revestimiento del útero.

Los embarazos ectópicos se producen con mayor frecuencia en una de las trompas de Falopio, que es uno de los tubos que transportan los óvulos desde los ovarios hasta el útero. Este tipo de embarazo ectópico se denomina embarazo tubárico. A veces, el embarazo ectópico se produce en otras partes del cuerpo, como los ovarios, la cavidad abdominal o la parte inferior del útero (cuello uterino), que se conecta con la vagina.

Los embarazos ectópicos no pueden continuar con normalidad. El óvulo fecundado no puede sobrevivir, y el aumento de tejido puede provocar hemorragias potencialmente fatales si no se trata.

Ante esta situación el Dr. Peter Kovacs escribió un artículo de opinión en el portal web Medscape respondiendo a los interrogantes: ¿cuál es su riesgo de tener otro? ¿Los antecedentes de embarazos ectópicos influyen en los resultados de futuros embarazos intrauterinos?

Las preguntas fueron abordadas en un estudio basado en la población de Estados Unidos que evaluó los resultados de los embarazos intrauterinos entre 1 117 571 mujeres con un embarazo extrauterino previamente tratado quirúrgicamente. Esta cohorte de mujeres, que habían estado embarazadas entre 1989 y 2013, incluyó a 15.823 mujeres que tuvieron un primer embarazo ectópico tratado quirúrgicamente (grupo expuesto) y un grupo de control de mujeres cuyo primer embarazo fue intrauterino (grupo no expuesto).

Hallazgos

El Dr. Kovacs aseguró que los hallazgos fueron:

  • El grupo expuesto tuvo un mayor riesgo de un segundo embarazo ectópico, y este riesgo fue mayor después de la salpingostomía versus la salpingectomía.
  • El riesgo de un resultado adverso del embarazo fue mayor entre las mujeres con primer embarazo ectópico tratado quirúrgicamente; los resultados adversos incluyeron parto prematuro, bajo peso al nacer y necesidad de cesárea.
  • Los riesgos de preeclampsia, placenta previa, ingreso a la UCI, parto múltiple, diabetes gestacional y transfusión de sangre también fueron mayores entre las mujeres con un primer embarazo ectópico.
  • Las mujeres mayores de 30 años con un embarazo ectópico previamente tratado quirúrgicamente tuvieron un mayor riesgo de desprendimiento de placenta en un embarazo posterior.

Factores de riesgo

Algunos de los factores que aumentan las probabilidades de que tengas un embarazo ectópico, según lo publicado por Mayo Clinic, son los siguientes:

  • Inflamación o infección. Las infecciones de transmisión sexual, como la gonorrea o la clamidia, pueden provocar la inflamación de las trompas y otros órganos cercanos, y aumentar tu riesgo de tener un embarazo ectópico.
  • Tratamientos de fertilidad. Algunas investigaciones indican que las mujeres que se someten a fertilización in vitro o tratamientos similares tienen más probabilidades de tener un embarazo de este tipo. La misma infertilidad también puede aumentar el riesgo.
  • Cirugía tubárica. La cirugía para corregir las trompas de Falopio cerradas o dañadas puede aumentar el riesgo de un embarazo ectópico.
  • Elección de un método anticonceptivo. La probabilidad de quedar embarazada mientras se usa un dispositivo intrauterino (DIU) es infrecuente. Sin embargo, si quedas embarazada mientras tienes colocado un DIU, lo más probable es que sea un embarazo ectópico. La ligadura de trompas, un método anticonceptivo permanente que comúnmente se conoce como “ligarse las trompas”, también aumenta el riesgo, si quedas embarazada después de este procedimiento.
  • Fumar. Fumar cigarrillos antes de quedar embarazada puede aumentar el riesgo de un embarazo de este tipo. Cuanto más fumas, mayor el riesgo.

También te puede interesar