Síntomas de la mujer que requieren evaluación de atención médica

por Revista Ginecología y Obstetricia
88 vistas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Ginecología y Obstetricia

Una joven de 19 años presentó una consulta pensando que podría tener una infección por hongos o tricomoniasis. Sus síntomas fueron olor vaginal, períodos inestables y dolor durante el sexo. Ella no se siente cómoda yendo al médico para realizar esa consulta.

La Dra. Mary Michelle Winscott, de Mayo Clinic, dio respuesta a esta consulta en la página web de la clínica. Compartimos sus comentarios:

“Es comprensible tener algunas reservas sobre la discusión de temas personales, como la salud sexual y los asuntos vaginales. Pero para salvaguardar su salud, es sumamente importante que se someta a una evaluación con un proveedor de atención médica para identificar la causa de sus síntomas y determinar el mejor tratamiento. No intente ningún remedio de venta libre sin consultar primero con un proveedor de atención médica”.

En las mujeres sexualmente activas, los síntomas como el olor vaginal, los períodos inestables y el dolor durante el sexo tienen una amplia variedad de causas potenciales. Como mencionó la joven, es posible que tenga una infección vaginal por hongos. Esta infección fúngica es bastante común y a menudo puede desencadenar dolor y molestias vaginales. Sin embargo, el olor no es un síntoma típico de una infección por hongos, y una infección por hongos no interrumpe los ciclos menstruales.

Infección de transmisión sexual

Los síntomas que describes también pueden deberse a una infección de transmisión sexual. La que mencionas, tricomoniasis, causa flujo vaginal maloliente, picazón genital y dolor al orinar. Pero otras infecciones de transmisión sexual, como el herpes, la clamidia y la gonorrea, también pueden causar síntomas similares.

Las infecciones de transmisión sexual son comunes y su frecuencia está aumentando, especialmente en los jóvenes. La mitad de todos los nuevos casos de infecciones de transmisión sexual se producen en personas de entre 15 y 24 años.

Aunque no tengas síntomas, debes hacerte un examen de detección de clamidia y gonorrea por lo menos una vez al año, y antes de tener relaciones sexuales con una nueva pareja. Esto se debe a que estas dos infecciones de transmisión sexual no siempre causan síntomas en las mujeres y, si no se tratan, pueden provocar problemas de salud a largo plazo, incluida la infertilidad. Además, tener una infección de transmisión sexual sin tratar puede aumentar el riesgo de contraer otra, como el VIH o la sífilis, si te expones.

Periodos irregulares

Sus períodos irregulares pueden o no estar relacionados con sus otros síntomas. Por ejemplo, los trastornos de la tiroides y la glándula pituitaria pueden provocar ciclos menstruales impredecibles. Y los ciclos irregulares, junto con el dolor durante las relaciones sexuales, pueden ser causados por un trastorno de la vagina o el cuello del útero, como el cáncer de cuello uterino.

Se recomienda la detección del cáncer de cuello uterino, a partir de los 21 años, para todas las mujeres. Sin embargo, debido a sus síntomas de sangrado irregular, esa prueba se recomendaría ahora. Y si no lo ha hecho todavía, también debería vacunarse contra el VPH porque ciertas cepas de VPH pueden causar cáncer de cuello uterino.

Para analizar sus síntomas y lo que significan, debe trabajar con un proveedor de atención médica que pueda evaluar exhaustivamente su condición, llegar a un diagnóstico preciso y recomendar un tratamiento. En un caso como el suyo, lo mejor sería que consultara a su proveedor de atención primaria o ginecólogo. Otras opciones incluyen una clínica de salud pública o una clínica especializada en la salud de la mujer.

Si sus síntomas están causando problemas continuos que usted siente que necesitan atención inmediata, considere la posibilidad de ir a un centro de atención urgente. Si eres estudiante universitaria, la mayoría de los campus universitarios tienen centros de salud donde se puede evaluar a los estudiantes para detectar infecciones de transmisión sexual. O si no ofrecen ese servicio, es probable que puedan proporcionarle una lista de recursos disponibles en la comunidad.

Aunque hablar sobre temas relacionados con la salud sexual puede ser incómodo, ten en cuenta que estas conversaciones son comunes para los proveedores de atención médica de medicina familiar, medicina interna y ginecología. Discutir y manejar los síntomas asociados con el sexo y la reproducción es una parte importante de su capacitación, y pueden asegurarse de que usted reciba la atención que necesita.

También te puede interesar