Salud mental en las madres

por Revista Ginecología y Obstetricia
97 vistas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Ginecología y Obstetricia

Las madres son susceptibles a los cambios frecuentes de ánimo debido a la cantidad de actividades diarias que deben realizar, es por esto que hoy decidimos hablar sobre la salud mental de las madres. 

la definición de salud que da la OMS: “un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”.

La madre es quien protege, cuida, se relaciona y enseña a sus hijos a formar su carácter, a desarrollarse y formar habilidades para la vida. Si la madre no se encuentra bien mentalmente, puede permitir el maltrato tanto para ella como para su hijo o hija y abre la puerta a la violencia debido a la susceptibilidad que tendrá.  

Factores de riesgo 

Embarazo 

Diabetes 

Historial familiar de enfermedades de salud mental 

Sentimientos de culpa 

Miedo frecuente 

Ambiente hostil 

Síntomas 

Llanto excesivo 

Enfermedades psicosomáticas 

Enojo 

Irritabilidad 

Trabajo para  integrarse y trabajar en equipo 

Baja tolerancia a la frustración 

Hipersensibilidad, cambios de ánimos frecuentes y excesivos 

Aislamiento 

Falta de apetito o exceso de apetito 

Exceso de sueño o cansancio 

Insomnio

Culpabilidad  

Prevención de la salud mental 

Autocuidado 

Atención especializada 

Date tu tiempo y espacio solo para ti 

No permitas que el trabajo, la maternidad y las responsabilidades te anulen 

Recuerda que tu eres quién le da el permiso a los cambios 

Retoma  o haz nuevos hábitos 

Aliméntate bien 

Ten tu red de apoyo conformada por seres queridos 

Tu eres la prioridad, recuérdalo 

¿Ir al especialista? 

Si has tenido durante seis  meses los síntomas y estos han empeorado 

Le has perdido el sentido a la vida 

Recuerda que el especialista será tu guía y apoyo, y quién  diseña estrategias de afrontamiento según tu estilo de vida.  

Consecuencias 

Puede bajar las defensas 

Puedes afectar a tus hijos 

 Problemas físicos como cansancio, ojera, irritabilidad, cambios de peso, problemas de sueño etc. 

Ten presente que tu eres un ser completamente independiente a tus hijos y recuerda  

mamás sanas bebés felices

También te puede interesar