Mitos y más mitos femeninos

por Revista Ginecología y Obstetricia
84 vistas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Ginecología y Obstetricia

La sangre menstrual cura las enfermedades 

En el pasado un mito popular muy común es que la sangre de la menstruación curaba condiciones como la migraña, las hemorroides, las verrugas y la enfermedad de la gota. Sin embargo, esto no es cierto. 

Si una mujer está excitada, estará lubricada 

Mito, que la vagina no esté lubricada no es por falta de  excitación puede ser causada por muchos problemas como hormonales, la menopausia  o mentales como el miedo. Si esto te sucede visita a tu especialista. 

Solo hay dos huecos en los genitales femeninos 

Mito, en realidad las mujeres poseen más de dos  huecos en la parte externa de los genitales, estos son los de snake, los  de bartolino,  la uretra y el inicio de la vagina. 

Las contracciones se acaban cuando tienes a tu hijo en tus brazos 

Falso, sentirás contracciones días después de tu parto, debida a que tu útero desea recuperar su tamaño natural; a este proceso se le conoce como “entuertos”.

El climaterio y la menopausia son lo mismo 

El climaterio es un periodo de tiempo que abarca la reproducción de la mujer, la premenopausia, la menopausia y la postmenopausia, es así que la menopausia hace parte del climaterio. 

Después de la menopausia no se puede tener relaciones sexuales 

Falso. Después de la menopausia las mujeres pueden seguir disfrutando de su sexualidad en pareja: el cambio que ocurre en ellas es que es más difícil lubricar y esto puede producir dolor, sin embargo existen distintos tratamientos para darle solución a esto, como los lubricantes naturales, las hormonas o los óvulos de estrógenos. 

Las mujeres sienten menos con penes pequeños o delgados. 

Falso. La vagina tiene la capacidad de adecuarse a el instrumento que la penetre y esta tiene un largo, en promedio, de ocho centímetros y un ancho de cuatro centímetros.

También te puede interesar