Recomendaciones para mantener la salud sexual en la mujer

por Revista Ginecología y Obstetricia
88 vistas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Ginecología y Obstetricia

El mes de septiembre se considera el mes de la salud sexual desde el año 2010 según la organización mundial de la salud, debido a  la importancia de la sexualidad en la vida humana ya que incide en diferentes problemáticas sociales y salubristas en el mundo. 

¿Qué es sexualidad? 

Durante años se ha creído que la sexualidad es únicamente el contacto físico,  con el fin de estimular los órganos de reproducción humana, sin embargo, a diferencia de esta creencia común que tiene la mayoría de personas sobre la sexualidad, la OMS  la describe de la siguiente manera: 

“La sexualidad es un aspecto central del ser humano a través de su vida, e incluye sexo, identidades y roles de género, orientación o preferencia sexual, erotismo, placer, intimidad y reproducción.”

para el uroginecólogo Jorge Alberto García, presidente de la Asociación Colombiana de Ginecología Urológica, “la sexualidad es una mirada, una palabra amable, una caricia, es un detalle. Finalmente es una manera más de cómo los seres humanos interactuamos”.

Sexualidad y mujer 

La sexualidad femenina ha sido desvalorizada durante años, la diferencias biológicas y socioculturales han puesto a las mujeres y niñas  en un contexto salubrista problemático y en desventaja. 

las creencias socioculturales han puesto a la mujer en un papael secundario en función de satisfacer a su pareja y a su familia, olvidando su papel como persona en el mundo, y  hasta el punto de normalizar los casos de abuso sexual cometidos por su pareja. 

Tips para una tener una buena Salud Sexual para la mujer: 

El uroginecólogo Jorge Alberto García, en su experiencia hace estas recomendaciones para la salud sexual femenina. 

1.    El primer hábito es la higiene: El baño corporal normal es indispensable e incluye la zona genital externa.  En caso de que se haga uso del jabón siempre debe retirarse con abundante agua, para evitar que queden residuos que puedan causar irritaciones.

2.    Cuando entres al baño, limpiarse de adelante hacia atrás. Cuando se limpia de atrás hacia adelante aumenta el riesgo de infecciones, ya que pueden movilizarse partículas de materia fecal hacia la zona íntima.

3.    Después de las relaciones sexuales, es sano ir a orinar, ya que con el movimiento y la fricción se puede facilitar el ascenso de bacterias por la uretra, que es el conducto por donde sale la orina. Al orinar, se pueden de alguna manera “barrer” las bacterias presentes.

4.    Lavarse las manos antes de entrar al baño, porque es un momento en el que vas a tocar y manipular tu zona genital, después de manipular diferentes objetos que hay en la calle.

5.    Es necesario ejercitar los músculos vaginales con ejercicios de piso pélvico, ya que estos ayudan a atenuar y prevenir la incontinencia urinaria. La gimnasia vaginal siempre es una buena idea.

6.    Es importante mantener un buen estado de salud. Por eso recomiendo asistir a los controles ginecológicos, por supuesto, con todas las medidas de bioseguridad. En estos tiempos es aún más importante estar siempre saludable.

Identifica si te gusta el rol dominante o subordinado, si te produce más deseo  los hombres, las mujeres, mujeres transexuales u hombres transexuales, personas bisexuales etc.  También tú escoges cómo te gustaría experimentar tu erotismo, sensualidad, intimidad y si desea no reproducirte y con quién. 

Hoy la Revista Ginecología te recuerda que la sexualidad también la debes disfrutar tu y eres quién decide cuándo, dónde, cómo y con quién deseas experimentar la sexualidad; disfrútala a tu manera y descúbrete.

También te puede interesar