¿Qué es la episiotomía y cuándo se necesita o no durante el parto?

por Revista Ginecología y Obstetricia
105 vistas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Ginecología y Obstetricia

La episiotomía es una incisión que se hace en el perineo – el tejido entre la abertura vaginal y el ano – durante el parto. Aunque durante mucho tiempo la episiotomía se consideraba parte rutinaria del parto, ahora se recomienda solo en ciertos casos. Conozca sobre los riesgos, los beneficios y la recuperación.

En una publicación de Mayo Clinic aseguran que: durante años se pensó que la episiotomía ayudaba a prevenir desgarros vaginales más extensos durante el parto y a sanar mejor que un desgarro natural. Los profesionales de la salud también pensaban que el procedimiento podría ayudar a preservar el soporte del tejido muscular y conectivo del suelo pélvico.

Sin embargo, investigaciones actuales sugieren que las episiotomías de rutina no previenen estos problemas después de todo.

Te puede interesar: Estudio demuestra significativo maltrato a las mujeres durante el parto

Enfoque actual

Ya no son recomendadas. Sin embargo, a veces se necesita el procedimiento cuando: 

  • El hombro del bebé está atorado detrás del hueso pélvico (distocia del hombro)
  • El bebé tiene un patrón de frecuencia cardíaca anormal durante el parto.
  • Necesita un parto vaginal quirúrgico (con fórceps o ventosa).

¿Cómo funciona?

Si la mujer necesita una episiotomía y no ha tenido ningún tipo de anestesia o la anestesia ha desaparecido, probablemente recibirá una inyección de un anestésico local para adormecer el tejido. Ella no debe sentir que el médico hace la incisión o repara la episiotomía, pero la recuperación puede ser incómoda. 

Tipos de incisiones

Incisión de la línea media (mediana): una incisión en la línea media se hace verticalmente. De esta forma es más fácil de reparar, pero tiene un mayor riesgo de extenderse hacia el área anal.

Incisión mediolateral: se realiza una incisión mediolateral en ángulo. Esta ofrece la mejor protección contra un desgarro prolongado que afecta el área anal, pero a menudo es más dolorosa y más difícil de reparar.

Riesgos de la episiotomía

La recuperación de la episiotomía es incómoda, y a veces la incisión quirúrgica es más extensa de lo que hubiera sido un desgarro natural. La infección es posible. Para algunas mujeres, este procedimiento causa dolor durante las relaciones sexuales en los meses posteriores al parto.

Te puede interesar: ¿Cesárea o parto natural?

Curación

Cualquier sutura utilizada para reparar la episiotomía generalmente se absorbe por sí sola. Sin embargo, las mujeres pueden tomar medicamentos recetados o usar un analgésico de venta libre o un ablandador de heces. Cabe resaltar que no se ha encontrado que las cremas o ungüentos para aliviar el dolor sean efectivos para las heridas de episiotomía.

Recuerde consultar con el médico si el dolor se intensifica, si desarrolla fiebre o si la herida produce una secreción similar al pus. Estos pueden ser signos y síntomas de una infección.

También te puede interesar