¿Cesárea o parto natural?

187 vistas

Por: Edilberto Martínez, MD, FACOG
Especialista en Medicina Maternal y del Feto

La mayoría de los bebés llegan al mundo a través del canal de parto (la vagina). Sin embargo, en casi un tercio de los casos, los bebés nacen por cesárea. Esto quiere decir que se extrae al bebé mediante una incisión en el abdomen y útero de la madre. En los últimos años ha habido un aumento dramático en la incidencia de estas cesáreas. Esto ocurre mayormente por un incremento en la frecuencia de cesáreas primarias y a una disminución en el intento de parto vaginal después de una cesárea.

Las complicaciones asociadas con partos por cesáreas repetidas son cada día mayores, uno de los factores más importantes es una implantación anormal de la placenta, que puede tener consecuencias devastadoras. Por eso es importante prevenir la primera cesárea.

Aunque las decisiones con respecto al embarazo y el parto son responsabilidad primordialmente del obstetra, hay situaciones en las que el paciente puede tener un impacto en la decisión de un parto vaginal o por cesárea. Algunas veces la paciente solicita el parto por cesárea. Los motivos que influyen en esta solicitud son temor al dolor del trabajo de parto y la preocupación de padecer incontinencia urinaria, fecal u otro problema pélvico en el futuro.

Es importante que la paciente entienda que las complicaciones a corto y largo plazo de una cesárea son mayores que las de un parto vaginal.

En ocasiones, la paciente solicita una inducción por conveniencia personal. Sabemos que la posibilidad de un parto vaginal es menor cuando se induce el parto comparado con la de un parto espontáneo. Inducciones electivas no deben ser nunca una prioridad. En el caso de que el bebé no esté en la posición correcta se puede intentar corregir la posición con un procedimiento llamado “versión cefálica externa”. La paciente puede solicitar ser referida para este procedimiento a un hospital preparado para el mismo.

Con respecto a los embarazos gemelares se puede intentar un parto vaginal si el bebé presentante está en la posición cefálica, y el médico obstetra posee la destreza para manejar el segundo bebé. Embarazadas que han tenido un parto previo por cesárea pudieran intentar dar a luz vaginalmente, si cumplen con ciertos requisitos. Para bajar la tasa de parto por cesáreas necesitamos un esfuerzo conjunto entre los pacientes y los médicos obstetras de nuestro país.

También te puede interesar