¿Qué es el útero bicorne y cómo afecta al embarazo?

85 vistas

Algunas mujeres acuden a su ginecólogo y reciben la noticia de que tienen el útero bicorne. Este diagnóstico les asusta y genera dudas, sobre todo, si están deseando ser madres. Sin embargo, es importante conocer con mayor profundidad este tipo de útero para poder alejar ciertas preocupaciones.

El útero bicorne tiene una prevalencia de un 0,4% en la población general, según indica la Sociedad Española de Ginecología y Obstreticia (SEGO). A pesar de esto, se le considera una de las alteraciones del útero más frecuentes, pero también de la que menos se conoce, por eso es importante hablar de ella.

El útero bicorne, una malformación congénita

Este tipo de útero se caracteriza porque en su parte superior hay una ligera bifurcación con forma de corazón. En algunos casos esta es mayor y en otro menor, por eso, todos los ginecólogos insisten en que no todos los úteros bicornes son iguales. Así la malformación puede ser de mayor o menor gravedad.

Esta malformación tiene su origen durante el desarrollo embrionario, cuando se están formando los órganos reproductores. Pero el útero no se forma como debiera y surge una hendidura que separa el útero en dos y que puede llegar hasta la parte inferior de la cavidad uterina. En este caso estaríamos ante un útero bicorne completo y esto podría tener consecuencias con el tiempo. 

¿Qué síntomas pueden haber?

Una gran mayoría de las malformaciones uterinas no suelen manifestar ningún síntoma y, por eso, solamente se descubren en una consulta ginecológica. Es cierto que en ocasiones hay síntomas, pero aquí se debe sospechar de algún otro problema que nada tendrá que ver con el útero bicorne en sí. 

La gran dificultad aparece cuando las mujeres con bicorne desean quedarse embarazadas. Si bien es cierto que dependiendo de la gravedad de la hendidura en el útero puede no haber ningún problema, puede que estos surjan debido a la forma tiene. Estos son algunos de ellos:

  • Mayor riesgo de abortos espontáneos.
  • Incremento de los partos prematuros. 
  • Riesgo de tener bebés con defectos congénitos.
  • Problemas durante el trabajo de parto.

Debido a que en el útero bicorne hay menos espacio para el feto, todos los problemas anteriores pueden darse y provocar dificultades para conseguir el deseado embarazo de manera natural. Por eso, muchas mujeres se someten a tratamientos para lograrlo, aunque deben tener un muy buen seguimiento, pues el riesgo de tener un bebé con defectos congénitos, como apunta la Asociación Española de Pediatría (AEPED), es motivo de gran preocupación

¿Tiene tratamiento el útero bicorne?

No siempre es posible tratar el útero bicorne, de nuevo, debemos insistir en que todo dependerá de su gravedad. Sin embargo, hay un tratamiento para los casos en los que sí se puede hacer algo, se trata de la metroplastia, una cirugía que la SEGO explica que se hace por vía laparotómica de Strassmann.

Gracias a esta cirugía se puede corregir la hendidura que presenta el útero para poder gestar a un feto sin problemas y sin correr ninguno de los riesgos antes mencionados. Pero, no siempre se podrá llevar a cabo y será el ginecólogo quien determine si la metroplastia es una buena idea o no. 

Lee también: La edad y su relación con la maternidad

Existen muchas malformaciones congénitas desconocidas y una de ellas es el útero bicorne. Por eso, es importante darle visibilidad, ya que seguro que hay muchas mujeres que todavía no saben que lo tienen hasta que acuden a una revisión ginecológica o deciden ser madres. 

Fuente: 20 Minutos

También te puede interesar