Estudio revela aumento de mujeres embarazadas con presión arterial alta

por Revista Ginecología y Obstetricia
92 vistas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Ginecología y Obstetricia

El número de mujeres con presión arterial alta (HBP, por sus siglas en inglés) cuando quedan embarazadas o a quienes se les diagnostica durante las primeras 20 semanas de embarazo ha aumentado en los Estados Unidos en las últimas cuatro décadas. Esto ocurre especialmente entre las mujeres afroamericanas, de acuerdo con una nueva investigación publicada en la revista de la American Heart Association, Hypertension.

Tener presión arterial alta antes de quedar embarazada y durante el embarazo plantea complicaciones potenciales tanto para las mujeres como para sus hijos por nacer. Esto incluye mayores riesgos de mortinatos o muerte infantil y preeclampsia (presión arterial alta potencialmente mortal durante el embarazo), accidente cerebrovascular, insuficiencia cardíaca. Además, miocardiopatía (enfermedad del músculo cardíaco) o insuficiencia renal y muerte entre otros riesgos para la madre.

Presión arterial alta en mujeres embarazadas

En este estudio, el más grande de su tipo según los investigadores, se evaluaron las tasas de hipertensión arterial crónica en mujeres embarazadas de 15 a 49 años de edad. La presión arterial alta crónica se definió como tener presión arterial alta antes de quedar embarazada o durante las primeras 20 semanas de embarazo. Utilizando datos de la Encuesta Nacional de Alta Hospitalaria (NHDS) del Centro para el Control de Enfermedades, analizaron cerca de 151.5 millones de hospitalizaciones relacionadas con el parto entre 1970 y 2010. El objetivo era detectar cambios en la hipertensión crónica, considerando factores como la edad de la madre, el año del parto y la raza.

En general, los investigadores encontraron que casi un millón (0.63%) de las mujeres del estudio experimentaron presión arterial alta crónica durante el embarazo; y la tasa aumentó drásticamente con la edad de la madre y el año del parto; aumentando de 0.11% en 1970 a 1.52% en 2010, más de 13 veces en las últimas cuatro décadas.

«Encontramos que las madres que eran mayores cuando quedaron embarazadas eran más propensas a tener hipertensión crónica«, señaló Ananth. «Dado que cada vez son más las mujeres que eligen posponer sus primeros embarazos y que la edad avanzada de la madre está estrechamente relacionada con la hipertensión arterial crónica, las mujeres deben ser conscientes de los riesgos asociados con la hipertensión durante el embarazo».

Los resultados también revelaron que la presión arterial alta crónica durante el embarazo:

  • Afectaron a mujeres negras a más del doble de la tasa de mujeres blancas.
  • Desde 1979, el aumento medio ha sido del 6% anual; y las mujeres blancas han registrado un aumento ligeramente superior (7%) al de las mujeres negras (4%) cada año.

«Nos sorprendió mucho que el aumento de la prevalencia de la obesidad y la disminución de las tasas de tabaquismo no tuvieran prácticamente ningún impacto en las tendencias de la hipertensión crónica durante el embarazo», señaló Ananth. A pesar de estos resultados, la obesidad y el tabaquismo siguen siendo fuertes factores de riesgo para la hipertensión arterial.

También te puede interesar