¿Por qué tengo la enfermedad de inflamación pélvica?

por Revista Ginecología y Obstetricia
145 vistas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Ginecología y Obstetricia

¿Qué es? 

Es la inflamación del aparato reproductor femenino, el endometrio, las salpinges o trompas de falopio, los ovarios y la cavidad peritoneal, causada por una infección que puede empezar en la vagina cerca a la vulva y puede ascender. Afecta a mujeres jóvenes con vida sexual activa y una de cada 10 mujeres la padece.

Síntomas 

Los síntomas de la enfermedad pélvica inflamatoria incluye:

  • Fiebre 
  • Dolor abdominal 
  • Infección urinaria 
  • Náuseas 
  • Vómito 
  • Sangrados anormales 
  • Dolor movilización cervical 
  • Hipersensibilidad en los anexos
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Dolor intenso y constante o intermitente
  • Calambres punzantes
  • Sensación de presión en una zona profunda de la pelvis
  • Dolor intestinal 
  • Dolor cuando se está sentado por mucho tiempo 

Es importante mencionar que una de cada tres mujeres que tiene esta enfermedad es asintomática. 

Diagnóstico

Para hacer un buen diagnóstico es importante la visita al ginecólogo para que este observe a la mujer y escuche su experiencia, también son necesarios un ultrasonido, para observar si hay abscesos, y una cirugía laparoscópica, que diagnostica, permite tomar cultivos y, a su vez, es terapéutica. 

Generalmente las consecuencias físicas del diagnóstico se pueden tratar de forma ambulatoria, pero si el especialista lo ordena, se  pueden hospitalizar a mujeres con las siguientes características: embarazo, implantación de DIU, peritonitis, fiebre mayor a 38°c o fracaso en tratamiento ambulatorio y diagnóstico no aclarado. 

Causas

  • Duchas vaginales que modifican el PH 
  • Implantación de DIU
  • Tabaquismo 
  • Abusos a sustancias
  • Mujer con múltiples parejas sexuales 
  • Clamidia, gonorrea o polimicrobiano (que generan abscesos) 
  • Procedimientos instrumentados o invasivos: histeroscopias, abortos.
  • Antecedentes infecciosos como vaginosis bacteriana
  • Los anticonceptivos orales pueden ser un factor de riesgo debido a la acción hormonal de los estrógenos a nivel del epitelio, que puede causar que el cérvix pueda ser colonizado por la clamidia.

Es aconsejable que si una mujer decide planificar con el DIU (dispositivo intrauterino), el especialista le recete profilácticos para después de su aplicación, en especial para mujeres con antecedentes  de inflamación pélvica o enfermedades de transmisión sexual, cervicovaginitis e historial de tratamientos con inmunosupresores. 

Tratamiento farmacológico

Algunos de sus tratamientos pueden ser: 

  • Ceftriaxona 
  • Metronidazol
  • Doxiciclina 
  • Gentamicina, si es muy complicado. 

Consecuencias

  • Susceptibilidad a infecciones futuras
  • Infertilidad 
  • Embarazos ectópicos
  • Disminución defensas locales y debilitamiento de la respuesta inmune 
  • Daño a todo el órgano reproductor femenino 
  • Daños al intestino delgado 
  • Obstrucción renal o uretra 
  • Afectación en el hígado 
  • Endocarditis 
  • Afectación del sistema nervioso central 
  • Artritis séptica 
  •  Uretritis
  • Conjuntivitis 

Prevención

Mantener la zona íntima con una higiene adecuada, sobretodo en temporadas fuertes de calor, utilizar preservativo durante  las relaciones sexuales, después de ellas en lo posible bañarse u orinar, reducir la cantidad de parejas sexuales, realizar citología pélvica anualmente o papanicolau y realizar pruebas de ETS cada año. 

También te puede interesar