¿Por qué es tan importante controlar el peso durante el embarazo?

por Revista Ginecología y Obstetricia
193 vistas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública Ginecología y Obstetricia

Está comprobado que, tanto la obesidad y la extrema delgadez provocan riesgo tanto en la vida misma, como en el embarazo.

Durante el proceso de gestación, es normal que una madre aumente entre 25 y 35 libras, aunque esto también depende del estado de salud y el índice de masa corporal.

Según el medio medicinatv.com, investigadores del Hospital Universitario Virgen de las Nieves, en Granada, han delimitado los riesgos del embarazo relacionados específicamente con la obesidad y los han comparado con los de mujeres con bajo peso para comprobar si la delgadez extrema también constituye un riesgo.

“Durante el embarazo, la obesidad se ha relacionado con trastornos de hipertensión, diabetes gestacional, parto prematuro, macrosomía (gran tamaño) del feto y muerte inexplicada de este durante el parto”, explica a SINC Sebastián Manzanares, primer autor del trabajo. “Sin embargo, existen aún pocos datos sobre la relación entre el bajo peso y las complicaciones perinatales”.

Por otra parte, el estudio, publicado en la revista especializada The Journal of Maternal-Fetal and Neonatal Medicine, incluye una muestra de 3.016 embarazadas, 168 (5,5%) con delgadez extrema, 2.597 (86,1%) con peso normal y 251 (8,3%) con obesidad grave o mórbida.

Los resultados revelan que las madres obesas tienen mayor riesgo de desarrollar hipertensión y diabetes mellitus, y de colonización por estreptococo grupo B. Además, en ellas es más frecuente que haya que inducir el parto o practicar cesárea, tanto electiva como de urgencia, y que el bebé sufra macrosomía fetal y mortalidad perinatal.

Tips para una buena dieta en el embarazo

La alimentación es un factor clave para tener un proceso sano, teniendo en cuenta que esta es una etapa con necesidades nutricionales especiales.

  • Es falso cuando dicen que se debe “comer por dos”, no es cuestión de cantidad, sino de calidad.
  • Consumir pequeñas porciones de comida, varias veces al día.
  • Los nutrientes esenciales durante esta etapa son: calcio, para el desarrollo óseo; hierro, para la formación de glóbulos rojos; ácido fólico, para prevenir defectos congénitos; yodo y omega 3, para el desarrollo cerebral y cognitivo.
  • La hidratación es muy importante, el consumo de agua favorece la digestión, elimina toxina y ayuda aliviar las principales molestias del embarazo.

También te puede interesar