Óvulos facilitan el embarazo corrigiendo anomalías genéticas

66 vistas

Entre el 10% y el 15% casos de infertilidad están causados por alteraciones del material genético de los espermatozoides (fragmentación del ADN), según un estudio.

Los óvulos pueden corregir las anomalías genéticas de los espermatozoides y facilitar el embarazo, según un estudio publicado por investigadores italianos en la revista Fertility and Sterility. Esta capacidad está estrechamente vinculada tanto con la propia calidad de los óvulos como con la gravedad de los daños presentes en el ADN de los espermatozoides.

Entre el 10% y el 15% casos de infertilidad están causados por alteraciones del material genético de los espermatozoides (fragmentación del ADN). Este tipo de anomalía aparece, a menudo, en hombres con otros parámetros seminales (espermograma y espermocitograma) completamente normales y solo se puede detectar mediante exámenes específicos.

La fragmentación del ADN de los espermatozoides está habitualmente relacionada con causas conocidas como edad avanzada, abuso del consumo de tabaco y drogas, exposición profesional a sustancias tóxicas y anomalías locales del sistema urogenital masculino (infección, varicocele). Sin embargo, hay muchos donde la causa no es fácil de detectar. Además, la fragmentación del ADN de los espermatozoides no está necesariamente vinculada con un deterioro general de su calidad y cantidad, reflejadas en los seminogramas básicos de los hombres y en casos de sospecha es necesario realizar un examen específico para detectar esta condición.

Cómo los óvulos corrigen errores del ADN

Errores producidos por factores ambientales ocurren con frecuencia en cualquier célula del organismo humano. Para limitar sus efectos, la naturaleza ha desarrollado diferentes mecanismos de su corrección. En la regla general, la célula afectada primero detecta el problema y frena su propia proliferación hasta la solución.

Para detectar y reparar el defecto, las células disponen de varios sistemas (escición de partes dañadas de la molécula de ADN, reparación por mal apareamiento de los componentes del ADN, reparación por unión de extremos no homólogos, reparación por recombinación homóloga).

En las células del organismo adulto, estos mecanismos están bajo el control genético de cada célula afectada. Después de frenar su proliferación, la célula aplica los mecanismos más adecuados para corregir el defecto. Si no lo consigue, la célula activa el programa de su propia autodestrucción (apoptosis) para no poner el riesgo al resto del organismo.

En el caso de los embriones humanos, que inician su propia actividad genética relativamente tarde, 3 días después de la fecundación, la protección contra efectos dañinos de los errores genéticos aportados por los espermatozoides depende totalmente de factores provenientes de los óvulos. De allí la importancia de la calidad del óvulo en el momento de ser fecundado.

También te puede interesar