Hiperémesis gravídica: ¿qué es?

por Revista Ginecología y Obstetricia
81 vistas

Es común que se hablen de náuseas y vómitos especialmente en el primer trimestre del embarazo y por lo general la causa de la hiperémesis gravídica es producto del rápido aumento de los niveles de estrógenos.

Estos síntomas con frecuencia aparecen en la quinta semana de gestación, aproximadamente, y desaparecen entre las semanas 16 y 18. Ahora bien, la hiperémesis gravídica es la frecuencia extrema de las náuseas y de los vómitos en las mujeres embarazadas. Los especialistas lo diferencian de los síntomas comunes porque se presentan acompañados de otros signos como la pérdida súbita de peso, deshidratación, cetosis y anomalías electrolíticas.

El diagnóstico de la hiperémesis gravídica se realiza con base en los síntomas: el inicio, la duración de los mismos y la frecuencia de los vómitos.

Tratamiento

Inicialmente, el tratamiento para las náuseas y los vómitos consta en reducir el consumo de alimentos que contribuyen a estos síntomas; en algunos casos es necesaria la intervención de fármacos para controlarlas.

Ahora bien, dependiendo de la gravedad de los síntomas y de qué manera afecten en la alimentación, puede ser necesaria la hospitalización para recibir el tratamiento adecuado y estar bajo supervisión médica.

Por tu parte, puedes evitar ciertos ruidos y sonidos, luces muy parpadeantes, olores fuertes como los perfumes o las cremas , presiones en el estómago y viajar en auto. Todos estos puntos pueden propender la aparición de náuseas y vómitos en el embarazo.

También te puede interesar