Dispareunia: causas y tratamiento

por Revista Ginecología y Obstetricia
90 vistas

También conocida como coitalgia, la dispareunia hace referencia al trastorno que produce dolor durante el intento o la penetración durante el acto sexual, de manera que para muchas mujeres más que tratarse de un acto placentero, es un acto que genera temor, displacer y miedo.

Dispareunia superficial:

En estos casos, las relaciones son dolorosas porque la vgina no segrega los suficientes fluidos para lubricarse, debido a una estimulación erótica previa insuficiente, o consecuencia de bajos niveles de estrógenos (vaginitis atrófica).

La dispareunia también puede estar relacionada con:

  • Aumento de sensibilidad al dolor de la zona genital
  • Infecciones vaginales o del tracto urinario
  • Lesiones
  • Reacciones alérgicas
  • Contracciones involuntarias de los músculos vaginales
  • Anomalías congénitas

Dispareunia superficial:

El dolor profundo durante o después del coito, puede estar relacionado con:

  • Endometriosis
  • Infecciones del cuello uterino
  • Crecimientos anormales en la pelvis como tumores o quistes ováricos.
  • Adherencias que se forman después de una infección.

¿De qué consta el tratamiento para la dispareunia?

Lo ideal es poder llegar a encontrar una solución que permita el placer mutuo sin molestias. Para el dolor superficial, aplicar pomadas con beneficios anestésicos o lubricantes pueden hacer más llevadera la experiencia. Ahora bien, si el dolor es profundo, lo ideal es utilizar una posición diferente durante el acto sexual que le permita a la mujer tener mayor control sobre la pentración y la profundidad de la misma.

Para cada causa, hay un tratamiento diferente:

  • Adelgazamiento y sequedad de la vagina tras la menopausia: se introducen estrógenos en la vagina en forma de crema (con un aplicador de plástico), de comprimidos o en un anillo (similar a un diafragma), o se toman por vía oral (como parte de la terapia hormonal).
  • Infecciones: antibióticos, antifúngicos u otros fármacos, según proceda ().
  • Quistes o abscesos: extirpación quirúrgica.
  • Himen rígido u otra anomalía congénita: cirugía correctiva.

Fuente consultada: Manual MSD

También te puede interesar