Flujo vaginal: líquido primordial en la prevención de infecciones

240 vistas

El flujo vaginal es una secreción normal del cuerpo femenino y su color normalmente es blanco o transparente, aunque puede alterarse por múltiples causas, cuando la apariencia del flujo es diferente respecto a textura y apariencia se habla de una irregularidad.

El flujo vaginal tiene una función muy importante en el sistema reproductor femenino, porque ayuda a mantener la vagina limpia y la protege de infecciones. Es normal que este líquido se altera los días previos a la menstruación o cuando la mujer se encuentra en estado de embarazo. La secreción aumenta cuando se practica ejercicio, existe excitación sexual o estrés emocional. 

Componentes del flujo vaginal

El flujo vaginal está formado por varios componentes: secreciones generadas por el cuello uterino y el endometrio, secreciones producidas por las glándulas sebáceas y sudoríparas además de células muertas del epitelio vaginal asimismo del cuello uterino, y por último, un gran número de bacterias.

‘’Las bacterias que se eliminan a través del flujo vaginal no son todas malas, sino que hay bacterias beneficiosas que invaden la vagina e impiden que las bacterias patógenas se multipliquen, así se puede resumir porque el flujo vaginal es muy húmedo y es porque está compuesto de agua, moco y células del organismo’’ Explicó la revista Mi bebé y yo.

Tipos de flujo vaginal

Los flujos vaginales pueden indicar el estado de la salud de la mujer asociandolos al color, consistencia y olor. Además, este fluido puede informar el momento del ciclo menstrual en el que se encuentra la mujer, a continuación encontrará un listado de los flujos existentes:

  • Flujo blanco
  •  Flujo tipo clara de huevo
  • Flujo acuoso
  •  Flujo transparente y elástico
  •  Flujo cremoso
  •  Flujo pegajoso
  • Flujo amarillo o verde
  •  Flujo gris verdoso y espumoso
  • Flujo marrón o con sangre
  •  Flujo grumoso

También te puede interesar