El embarazo y la diabetes

por Revista Ginecología y Obstetricia
71 vistas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Ginecología y Obstetricia

Es normal que las mujeres que padecen diabetes tipo 1, crean que n o será posible ser madres debido a el delicado manejo de esta condición. Hoy escribimos sobre este tema para darte confianza, libertad y enseñarte cómo es posible gestar con diabetes tipo 1. 

El embarazo saludable es posible si posees diabetes tipo 1;  tu equipo médico debe encargarse de mantener tu insulina y glucosa en un estado de equilibrio, durante la “búsqueda” de este, su  gestación, lactancia y post lactancia. Las mujeres con este tipo de diabetes, pueden tener más riesgo al embarazarse, sin embargo con una buena vigilancia médica los riesgos pueden disminuir en gran medida, y tu bebé puede ser más saludable que muchos otros con madres sin esta condición, debido a que tu alimentación es baja en azúcares, grasas, carbohidratos y mantienes una vida física activa. 

Antes del embarazo 

Seis meses antes de que te embaraces debes tener los  niveles de glucosa en sangre estables, visitar con frecuencia al endocrinólogo para que monitoree tu glucosa y tensión arterial, y a un ginecólogo para que te prepare un embarazo según tu estilo de vida y te recete las vitaminas prenatales necesarias. 

Gestación 

Durante el embarazo la mujer tiene grandes cambios hormonales, pues, cuando el cigoto se implanta en el útero la mujer gestante empieza a tener cambios hormonales para que el cuerpo se prepare y pueda alimentar al feto, ensanchar su zona pélvica y lactar. Éstas son sustancias químicas liberadas por ciertos órganos luego de la fecundación y la implantación de éste en el útero, a partir de aquí la placenta se vuelve un órgano generador de hormonas para el proceso de gestación. 

Las mujeres con diabetes tipo 1 suelen tener bajos niveles de glucosa en sangre durante los primeros meses de embarazo, es por esto que sus especialistas deben estar en continuo monitoreo para evitarlos, ya que pueden ocasionar grandes problemas para la madre y el feto; a diferencia de cuando la madre da a luz y expulsa la placenta, aquí los niveles suben. 

Lactancia 

La lactancia materna en seres humanos es aconsejada durante los primeros 6 meses del bebé, ya que tiende  a reducir los niveles de estrés, tristeza, enjoy, el bebé se alimenta , cada vez que amamantas a tu bebé produces más leche. Para tener una lactancia de calidad a toda madre se le aconseja, el aumento de frutas -las menos dulces- , verduras, agua y frutos secos. Se ha visto relación entre los problemas para producir leche y la diabetes, sin embargo los especialistas pueden evitarla.

Complicaciones

hipoglucemia: niveles bajos de glucosa en sangre en el bebé, después de su nacimiento, el cual deberá ser tratado de inmediato y usualmente no dura más de unas semanas. 

Preeclampsia: aumento de la presión arterial durante el embarazo. 

Parto prematuro: si el feto está experimentando la hipoglucemia, la madre la preeclampsia y el hijo o hija está engordando, los especialistas deberán inducir el parto a temprano plazo. 

Fetos obesos: cuando los niveles de glucosa en sangre están desequilibrados los fetos pueden verse sobrealimentados y pueden subir de peso, tanto así que la madre no podrá tener su hijo con el parto natural. 

Defectos de nacimiento: si la mujer con diabetes tipo 1 no maneja su condición, el feto tendrá posibles problemas en los riñones, intestino, corazón y cerebro.

 Recuerda que las complicaciones sólo ocurren cuando no llevas un buen control de tu condición, consumes alimentos altos en azúcares, no realizas ejercicio, te dejas llevar por el enojo y estrés (son factores que alteran tus hormonas y la diabetes es una condición hormonal)   

También te puede interesar