Diabetes gestacional ¿qué pasa con el bebé?

135 vistas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Ginecología y Obstetricia

Con información de Familia y Salud

A veces las madres sufren una diabetes antes de la gestación; se le llama diabetes pregestacional. Y en otras ocasiones le ocurre durante el embarazo; se le llama diabetes gestacional.

La diabetes puede dar lugar a una serie de complicaciones y riesgos en el niño que hay que tener en cuenta. Va depender del control de “azúcar” en la madre.

Casi un 1% de las embarazadas tienen diabetes antes de la gestación. Y hasta un 12% tendrán diabetes durante el embarazo.

¿Puede tener hijos normalmente una mujer con diabetes?

Cuando una mujer tiene diabetes debería planificar bien sus embarazos. Es importante que se esfuerce al máximo para lograr un óptimo control del “azúcar” desde el primer momento del embarazo. Así, el riesgo de complicaciones en el bebé será menor.

¿Cómo puede afectar la diabetes al desarrollo de mi hijo durante el embarazo?

Si el “azúcar” de la madre está muy alto en las primeras 20 semanas de embarazo puede causar malformaciones en el feto e incluso abortos espontáneos.

A partir de la semana 20, los niveles altos de “azúcar” hacen que el feto crezca más de lo deseado. Esto se llama macrosomía.

¿Podría tener un parto normal si soy diabética?

Una mujer diabética puede dar a luz normalmente de forma espontánea, por vía vaginal. El obstetra indicará cesárea solo en algún caso, dependiendo del estado del niño y de la madre.

¿Qué va a pasar cuando el bebé nazca?

Si la diabetes de la madre no se controla bien antes y durante el embarazo, el bebé puede tener problemas al nacer. Pero la buena noticia es que con un buen control del “azúcar”, el riesgo de estas complicaciones es muy bajo.

Hablemos de algunas de ellas.

1. Macrosomía

Es cuando el recién nacido es muy grande: pesa más de 4kg o está por encima del percentil 90 de peso. El bebé tendrá una cara redonda, con abundante grasa en el cuello, en parte alta del tronco y abdomen. También aumenta la grasa en extremidades e incluso sus órganos son de mayor tamaño.

Se debe detectar lo antes posible durante el embarazo ya que podría haber problemas para nacer mediante parto vaginal. Hay más riesgo de fractura de clavícula, lesión de nervios del brazo, asfixia u otros traumatismos.

2. Malformaciones congénitas

Cuando hay un mal control del “azúcar, el riesgo de malformaciones aumenta un 5-6% (enfermedades del corazón, digestivas o que afecten al sistema nervioso, etc.).

3. Problemas cardíacos

Puede aumentar el tamaño del músculo cardíaco. Es lo que se llama cardiomiopatía hipertrófica. Que a veces se mantiene hasta los 2-12 meses de vida.

También puede haber dificultad para respirar en los recién nacidos.

4. Hipoglucemia

Al nacer, el recién nacido puede sufrir una bajada de “azúcar” en sangre. Se debe a la disminución brusca del aporte que recibía de la madre. Puede durar hasta 48 horas o más. Esto a veces se manifiesta con temblores o el bebé está más dormido, con menos tono muscular, dificultad para respirar o pausas de respiración.

5. Problemas sanguíneos

Con frecuencia estos niños tienen policitemia. Se trata de un aumento de los glóbulos rojos. Más tarde esto da lugar a un aumento de bilirrubina. Es el color amarillento de la piel del bebé que llamamos ictericia.

Por ello, a todos los recién nacidos de madre diabética, se les harán controles de “azúcar” durante las primeras 24-48 horas de vida hasta que los niveles de glucemia se mantengan normales.

¿Se puede hacer algo para prevenir estos problemas?

Desde antes del embarazo se debe lograr un control estricto del “azúcar”. Su médico le asesorará.

A lo largo del embarazo todas las mujeres se deben realizar estas pruebas de control de la glucemia.

– Cuando hay alteraciones leves, suele ser suficiente tratarlas con una dieta saludable y estilo de vida sano.

– Puede hacer falta insulina en aquellas mujeres que ya la han necesitado antes o cuando no se logra controlar con la dieta.

¿Se puede iniciar la lactancia materna?

La leche materna es el mejor alimento para todo recién nacido. Se debe iniciar lo antes posible tras el nacimiento. Así se evita que el “azúcar” baje en los recién nacidos.

¿Tendrá el niño más riesgo de diabetes?

Solo en los casos de madre que es diabética antes del embarazo.

Otros riesgos dependen del control de la diabetes durante el embarazo. Si el control no es bueno, hay más riesgo de obesidad a largo plazo, de tensión arterial alta, de colesterol elevado, etc.

También te puede interesar