Las hormonas durante el embarazo

205 vistas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Ginecología y Obstetricia

Durante la vida una mujer tiene varios cambios hormonales como el inicio del ciclo menstrual, la premenopausia, la menopausia y si la mujer pasa por un embarazo. Cuando el cigoto se implanta en el útero la mujer gestante empieza a tener cambios hormonales para que el cuerpo se prepare y pueda alimentar al feto, ensanchar su zona pélvica y lactar. Hoy hablaremos de seis hormonas fundamentales para la gestación. 

¿Qué es una hormona?

Las hormonas son producidas por el sistema endocrino en las glándulas endocrinas de cada órgano que las segrega, como la  tiroides, el páncreas, los suprarrenales, los ovarios y los testículos; éstas se movilizan por la sangre. Algunas de sus funciones son el uso y almacenamiento de energía, el control de las sustancias en la sangre como el azúcar, el desarrollo y crecimiento de las personas, las características sexuales y los efectos de la reproducción.  

Las hormonas que preparan a la mujer para una eficaz gestación 

El sistema endocrino se encarga de la producción de  hormonas que genera todos los cambios en la mujer, las hormonas para la gestación son sustancias químicas liberadas por ciertos órganos luego de la fecundación y la implantación de éste en el útero, a partir de aquí la placenta se vuelve un órgano generador de hormonas para el proceso de gestación. 

Según un estudio de la universidad mayor de cundinamarca junto a la universidad autónoma del estado de méxico: ”La placenta cumple funciones de transporte y metabolismo, así como protectoras y endocrinas; siendo además la proveedora principal de oxígeno, agua, carbohidratos, aminoácidos, lípidos, vitaminas, minerales y nutrientes necesarios para que el feto se desarrolle de una manera adecuada”. 

El sistema endocrino se encarga de la producción de  hormonas que genera todos los cambios en la mujer, las hormonas para la gestación son sustancias químicas liberadas por ciertos órganos luego de la fecundación, que llega el cigoto al útero y se empieza a formar en él, al pasar esto se libera la primera hormona HCG. 

Gonadotropina coriónica humana  (HCG)

Desde la trompa de falopio al útero hay un tiempo de 3 a cinco días y la implantación se puede da entre 6 y 12 días en el útero, cuando se llega aquí se empieza a liberar la hormona hacia la sangre haciéndose notoria en una prueba de embarazo y a su vez mantiene el cuerpo lúteo que genera más progesterona y sustenta la gestación bien. En un principio la produce el embrión y luego la placenta. Para que en la ecografía se vea el embarazo es necesario tener más de 1800 (beta) niveles de HCG. 

Relaxina 

Su función es hacer que los ligamentos sean más laxos o flexibilizar  de la zona pélvica para preparar el canal de parto y que la  mujer pueda soportarlo con mayor facilidad. También ayuda a suavizar las contracciones espontáneas del útero, esta hormona es producida por el cuerpo lúteo y la placenta.  

Progesterona y estrógenos 

mantener el endometrio en el útero y glándulas mamarias para la lactancia durante los primeros tres meses el cuerpo lúteo se encarga de producir estrógenos y progesterona gracias a la HCG, luego es la placenta la que se encarga de producirlos.

Para ayudar a tener un embarazo saludable estas hormonas femeninas se caracterizan por ser producidas durante el embarazo por la placenta, en el caso de la progesterona la producen los ovarios y la placenta para engrosar el endometrio. Usualmente se produce en los ovarios. 

Lactógeno de la placenta humana o somatomamotropina coriónica humana 

Esta hormona modifica el metabolismo de la madre para asegurar la nutrición del feto  y estimula las glándulas mamarias para la lactancia,favorece la producción de progesterona en el ovario. Es producida por la placenta.

Hormona oxitocina 

En la semana 40 aproximadamente las hormonas femeninas dejan de producirse al mismo ritmo y ésto da la apertura a  la oxitocina que se encarga de generar contracciones en el miometrio del útero  y actúa junto a la relaxina para provoca ruptura del amnios y así liberar el líquido amniótico para el parto. 

También participa en el desarrollo que tiene el bebé con las relaciones de los demás, y al final es la responsable de que el útero vuelva a su tamaño normal. al tener el bebé piel con piel recién después del parto es, probablemente,  el momento que más se segrega oxitocina. y favorece el vínculo madre e hijo y favorece la lactancia materna al reducir el estrés en la madre.

También te puede interesar