¿Cómo mantener equilibrado el pH de la zona vaginal?

por Revista Ginecología y Obstetricia
365 vistas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Ginecología y Obstetricia

Mantener el pH vaginal equilibrado permite reducir el riesgo de sufrir infecciones y fomenta el crecimiento de bacterias benignas que tienen la función de proteger la zona vaginal de enfermedades e infecciones. 

La vagina es una de las zonas más complejas y sensibles del cuerpo de la mujer, pese a que tiene la capacidad de “limpiarse sola”, es importante tomar algunas medidas de higiene para prevenir problemas de salud.

Escoge muy bien tu jabón íntimo

Evita utilizar jabones de tocador para tu zona íntima, este tipo de productos pueden alterar el pH de la zona vaginal debido a que son muy fuertes. Por esta razón es importante que tomes un tiempo para escoger el jabón indicado para ti.

Si quieres saber cuáles son los aspectos que debes tener en cuenta para elegir tu jabón íntimo puedes ingresar aquí.

Utiliza ropa íntima de algodón

Te preguntarás la razón por la que se recomienda que la ropa íntima sea de algodón, pues bien, se debe a que las fibras del algodón permiten mantener la zona vaginal fresca y libre de humedad e infecciones. 

Tal vez no lo sabías, pero cuando te expones a altas temperaturas se acumula humedad en la zona vaginal y esto puede causar una alteración en el pH y causar infecciones urinarias y otros problemas de salud. 

Cambia constantemente los productos higiénicos

Es necesario que durante el ciclo menstrual realices cambios periódicos de los productos higiénicos que utilices -toallas, tampones-, pues mantener por mucho tiempo el mismo producto incrementa el riesgo de irritación de la piel e infecciones.

La recomendación de los expertos es cambiarlos cada cuatro horas para evitar variaciones en el pH y enfermedades como el síndrome de choque tóxico; o también puedes utilizar productos como las copas menstruales.

Utiliza preservativos

El uso de preservativos durante las relaciones sexuales no solo protege al cuerpo de contraer infecciones de transmisión sexual, también ayuda a evitar desequilibrio en el pH de la zona íntima. Esto debido a que el semen tiene un pH demasiado fuerte que puede provocar alteraciones al estar en contacto con la zona V.

Evita las duchas vaginales

Ya lo hemos mencionado en varios artículos y puede sonar abrumador, pero es lo mejor para tu salud. Las duchas vaginales alteran el pH de tu zona íntima y eliminan las bacterias “buenas” que se encargan de prevenir enfermedades en esta área del cuerpo; así que lo mejor es que las evites.

También te puede interesar