Síndrome de choque tóxico: una enfermedad asociada al uso de tampones

187 vistas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Ginecología y Obstetricia

El síndrome de choque tóxico es una enfermedad poco frecuente, causada por la presencia de dos tipos bacterias en el cuerpo. Esta afección puede afectar a cualquier persona, niños, hombres y mujeres. Sin embargo, su manifestación se ha asociado al uso de tampones, especialmente los que tienen mayor capacidad de absorción.

Esta patología es producida por dos tipos de bacterias -estafilococo y estreptococo- que pueden ingresar al cuerpo por heridas en la piel como quemaduras, raspaduras o cortes; esto permite que estos microbios entren fácilmente al sistema. 

Síntomas 

  • Dolor muscular
  • Erupciones cutáneas, parecidas a las quemaduras
  • Convulsiones
  • Dolor de cabeza
  • Vómito
  • Fiebre
  • Presión arterial baja

Existen algunos factores que aumentan el riesgo de desarrollar este síndrome, entre los que se encuentran: ser mujer en edad fértil, haberse sometido a una intervención quirúrgica, tener infecciones virales y utilizar tampones de gran absorción. 

Diagnóstico y tratamiento

Para realizar el diagnóstico de esta enfermedad el médico evaluará la sintomatología del paciente y requerir exámenes como muestras del fluido vaginal, pruebas de sangre y orina para poder

confirmar la presencia de las bacterias que causan el síndrome de choque tóxico.

Esta afección suele ser tratada mediante el suministro de antibióticos y otros medicamentos para controlar la presión arterial; para esto se suele hospitalizar al paciente mientras se realiza el tratamiento. Si la enfermedad causa daños en otros órganos puede requerir otro tipo de atención médica complementaria para evitar complicaciones. 

El síndrome de choque tóxico suele avanzar rápidamente, así que si esta patología no es tratada a tiempo puede provocar graves complicaciones como insuficiencia renal e incluso la muerte. 

Las mujeres pueden evitar el desarrollo de esta afección reduciendo el uso de tampones, o en su defecto utilizando los que tengan menos absorción. También es importante cambiar de forma regular los tampones para evitar este tipo de enfermedades.

También te puede interesar