Colestasis intrahepática del embarazo

por Revista Ginecología y Obstetricia
243 vistas

La colestasis es una enfermedad gravídica que aparece, por lo general, al final del periodo de gestación. Este trastorno afecta la liberación de la bilis al hígado donde se acumula alterando todas las funciones hepáticas. Por lo general se manifiesta a través de picazón intensa, ictericia (tonalidad amarillenta en la piel y la parte blanca de los ojos) e incluso muerte fetal.

Sigue sin determinarse una causa específica de la colestasis, sin embargo es probable que influyan algunas variaciones genéticas u hormonales, antecedentes médicos o embarazo múltiple. A medida que se acerca la fecha del parto, los niveles hormonales aumentan y se cree que esto puede retrasar el el flujo normal de la bilis, acumulándose en el interior del hígado. Finalmente, las sales biliares entran al torrente sanguíneo provocando así la picazón.

Complicaciones derivadas de la colestasis intrahepática

En algunas ocasiones, este trastorno puede presentar algunas complicaciones. Una de ellas, es la manera en que el cuerpo absorbe las grasas: cuando hay una absorción deficiente de grasa, los factores responsables de la coagulación se la sangre se pueden ver afectados.

Puede provocar, también el nacimiento prematuro del bebé, problemas pulmonares y muerte fetal en la última etapa del embarazo. Debido a la gravedad de estos factores sobre el bebé, lo más probable es que el experto recomiende inducir el trabajo de parto para evitar consecuencias mayores.

Tratamiento

El objetivo principal del tratamiento es poder aliviar la picazón y las molestias físicas que se producen. Por lo general, se utiliza ursodiol que permite disminuir los niveles de bilis en la sangre de la mujer, al tiempo que disminuye el riesgo de las complicaciones para el bebé.

Lo recomendable siempre es asistir frecuentemente a consultas médicas con el médico de cabecera, pruebas prenatales y buenos hábitos físicos y alimenticios durante el embarazo.

También te puede interesar