Cáncer de ovario: una enfermedad que puede llegar a ser letal

174 vistas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Ginecología y Obstetricia

Hace un par de semanas el mundo entero se estremeció con la noticia de la muerte de la famosa actriz mexicana Edith González Fuentes, quien padecía de cáncer de ovario y luchó contra esta enfermedad por más de cuatro años. Luego de este suceso muchos han empezado a indagar sobre esta enfermedad, aún desconocida para gran porcentaje de personas.

El cáncer de ovario es una enfermedad que puede llegar a ser letal para quienes lo padecen, de hecho es considerado uno de los tipos de cáncer más frecuentes en las mujeres y más mortales a nivel mundial. Y esto se debe a su diagnóstico es complejo y suele ser detectado en etapas avanzadas. 

“Aunque, la causa exacta del cáncer de ovario es desconocida, existe un riesgo mayor en lasmujeres que tienen más de 50 años y tienen menopausia, antecedentes de familiares con cáncer de ovario o mama, condición de endometriosis y tener sobrepeso. Se estima que 1 de cada 75 mujeres en los Estados Unidos sea diagnosticada con cáncer de ovario”, afirmó el doctor Miguel Velázquez Villanueva, especialista en ginecología y obstetricia.

Por lo general, este tipo de cáncer suele desarrollarse de forma silenciosa en sus primeras etapas y empieza a producir síntomas cuando está en un estadio más avanzado. Dentro de sus signos característicos se encuentran: inflamación abdominal, pérdida de peso, necesidad de ir al baño de forma frecuente, estreñimiento, molestia o dolor en la zona pélvica.

Diagnóstico y tratamiento

La dificultad para realizar el diagnóstico de esta enfermedad radica en el que este avanza de forma silenciosa sin presentar síntomas de alerta. Cuando produce signos primero: pueden ser fácilmente confundidos con otras patologías y en esta etapa puede que la enfermedad ya se haya propagado a otros órganos. 

Como lo afirma el galeno esta enfermedad tiene gran prevalencia en Estados Unidos 1 de cada 75 mujeres. Por esta razón, es importante hablar con el médico sobre este tema y realizar de forma periódica los exámenes pertinentes. Recuerda que este tipo de cáncer puede ser detectado mediante: un examen pélvico, pruebas como la ecografía o tomografía del abdomen y la pelvis y análisis de sangre. 

Esta afección suele ser tratada mediante la intervención quirúrgica y la realización de quimioterapia que permite combatir las células cancerígenas. La cirugía dependerá siempre de la situación clínica del paciente y la etapa en la que se encuentre el cáncer; puede ser para extirpar un ovario o para extirpar el útero y ambos ovarios.

La forma más efectiva de combatir estas enfermedades es realizar exámenes que permitan evaluar la situación de la zona pélvica y los ovarios y de esta forma poder notar cualquier anomalía para iniciar el tratamiento de forma rápida.

También te puede interesar