Cáncer de cérvix o cuello uterino

91 vistas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Ginecología y Obstetricia

El cáncer de cuello uterino es un tipo de cáncer que se origina por un cambio en las células del cuello uterino, es lento y progresivo; sus indicios pueden ocurrir 15 años antes de su desarrollo, usualmente se ve relacionado con el Virus del Papiloma Humano (VPH) que tiene una persistencia viral durante años y que genera una displasia, neoplasia o lesión que  fomentan el cambio de las células en el cuello uterino. 

Generalmente este cáncer se da en mujeres en edades entre 35 y 44 años, sin embargo el promedio del diagnóstico se da en mujeres de 50 años. 20% de mujeres que se diagnostican con el cáncer de cérvix, en Estados Unidos,  tienen, alrededor de,  65 años. El cáncer es un padecimiento que se caracteriza por el crecimiento anormal de las células, este crecimiento se puede ver afectado por agentes externos. 

El cérvix o cuello uterino se ubica entre el inicio del útero y el final de la vagina, el cuello del útero tiene una función de barrera para proteger los demás órganos del sistema reproductor femenino, como el útero, las trompas de falopio y los ovarios, de virus y bacterias; tiene también una pequeña abertura por la cual pasan los fluidos como la sangre del ciclo menstrual y, cuando una mujer está en proceso de parto, el cuello uterino se dilata o expande hasta el punto de llegar a un tamaño casi igual que el útero. Este mide aproximadamente 2,5 centímetros. 

El Virus del Papiloma Humano (VPH) es una infección de transmisión sexual que se produce  por el contacto oral y/o  genital.  Este virus está integrado de diferentes cepas que se reconocen por el número de VPH. El hombre es quien transmite el virus y la mujer lo recibe. Los tipos de VPH  relacionados con el cáncer de cérvix son los números  16, 18 los cuales causan el 80% de los cánceres y los virus tipo 31,  33,  45,  52 y  58. 

Prevención 

Para los estudios de  prevencion y/o  diagnóstico es importante evitar, días antes, las relaciones sexuales, el uso de duchas vaginales, tampones y el periodo menstrual. Se realizan dos tipos de procedimientos: 

  • La colposcopia se realiza a través del colposcopio, un instrumento el cual sirve para ver de cerca el cuello uterino. 
  • Papanicolau o citología cervical:  es la extracción y el estudio de, algunas, células del cuello uterino. 
  • Vacuna: es un método de prevención que consiste en aplicar en pequeñas cantidades el VPH para que el cuerpo lo reconozca y pueda combatirlo, llegado el caso de una infección con éste. 

Síntomas 

  • Sangrados entre periodos 
  • Dolor pélvico 
  • Sangrado después de la menopausia 
  • Flujo vaginal acuoso 
  • Olor diferente y fétido 
  • Falta de apetito y disminución de peso 

Tipos de cáncer de cuello uterino 

Carcinoma de células escamosas: este tipo de cáncer es el más común y se origina en la parte inferior del cérvix , cerca a la vagina, o en el medio del cuello uterino, endocérvix, se caracteriza por el crecimiento anormal de de las células escamosas. 

Adenocarcinoma:  es el cáncer que se produce en las células que segregan sustancias en el cuello uterino, llamadas  células glandulares. 

Adenoescamosos:  es la combinación de los dos tipos de cáncer del cuello uterino 

Tratamiento 

Etapa uno: cremas y geles que mejoran la inmunidad del cérvix. 

Etapa dos y tres: vaporización con radiofrecuencia y láser.  

Etapa cuatro: quimioterapia, radioterapia y cirugía para retirar los órganos infectados.

Factores de riesgo 

  • Uso de medicamentos para la prevención de abortos espontáneos.  
  • Sistema inmunitario debilitado.  
  • Relaciones sexuales sin protección.  
  • Tabaquismo.  
  • Parejas sexuales expuestas a drogas y varias parejas.  
  • Empezar relaciones sexuales a temprana edad 
  • múltiples partos.  
  • clamidia.
  • No son factores de riesgo los métodos anticonceptivos y tampoco los antecedentes familiares. 

También te puede interesar