Aumenta la incidencia de casos de tiroides en Puerto Rico

136 vistas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Ginecología y Obstetricia

Atender la alta incidencia de casos de tiroides en Puerto Rico fue una de las principales razones que motivó a la doctora Paola Mansilla Letelier a especializarse en endocrinología y a unirse -el pasado año- con otros médicos especialistas para crear una clínica interdisciplinaria dedicada específicamente a diagnosticar casos de tiroides.

“Me he especializado en tiroides porque hay demasiados casos de tiroides en Puerto Rico y no se sabe todavía por qué. Hay unas teorías que puede ser el agua, por todos los químicos de las farmacéuticas que salen a los cuerpos de agua, hay otros que dicen que puede ser hasta el BPA que está en las botellas de plástico y las cosas enlatadas”, explicó Mansilla sobre las posibles razones que pueden alterar la función de la tiroides e inflamarla.

Esta realidad latente en la Isla llevó a varios especialistas a unirse para realizar un diagnostico más certero y juntos encontrar el mejor tratamiento para los pacientes.

“Estamos trabajando interdisciplinario con el doctor Sein, que es nuclear, con sonografía, con radiología; tenemos también fisiatría, reumatología; con el doctor Villamarzo también trabajamos, que es el que le mandamos a hacer la biopsias, y con el doctor Fernando Rivera Cruz, que es el cirujano de tiroides”, mencionó Mansilla sobre los especialistas disponibles en la clínica San Francisco Imaging, en el Sein Medical Plaza, Ave. De Diego, en San Juan.

Preocupante la incidencia de casos de tiroides

La especialista subrayó que el 80% de los pacientes de su clínica tienen algún problema de tiroides, el resto son de diabetes y otros casos.

Señaló que son cada vez más los casos de tiroides, tanto así, que especialistas entienden que se está volviendo algo ya hereditario-genético.

“Aquí en Puerto Rico hay mucha prevalencia de hipotiroidismo genético por la predisposición familiar. Lo que estamos viendo también es que es por exposición a algo, no se sabe qué. Porque de repente aparece la hija y la mamá diagnosticadas a la misma vez, y eso no va con un patrón familiar, va con un patrón de que te estás exponiendo a algo”, destacó la endocrinóloga quien lleva dos años atendiendo este tipo de casos.

Prevención como clave del tratamiento

“Yo soy médico de no usar medicamentos a menos que sea estrictamente necesario. A la vez que se sienta un paciente ahí yo le digo, yo soy un médico de quitar, no de poner. Pero es bien importante que hagamos 50 y 50; así que si uno no le explica al paciente toda su condición, por qué pasó y la base del problema, ese paciente nunca va mejorar”, advirtió la doctora Mansilla.

Explicó que cuando les receta un medicamento a sus pacientes es porque se agotaron todas las alternativas posibles.

Mansilla añadió –además- que una de las razones por las que los pacientes se sienten a gusto en su clínica es por el trato personalizado y la disponibilidad de los especialistas. “Siempre tenemos e-mail, los pacientes nos escriben a cada rato; no tenemos ningún problema con contestarles, siempre y cuando se les explica que durante las 24 horas nos den un tiempo, pero es un buen servicio y lógicamente vuelven”, aseguró.

Desafíos de la profesión

La doctora Mansilla Letelier lleva ejerciendo como endocrinóloga desde el 2016 y asegura es una especialidad muy retante, pero gratificante a la vez.

“La endocrinología es pura ciencia, no hay cirugía, no hay nadie que te cubra, tienes que saber el material, porque te lo tienes que saber. Y eso es lo bonito, hay muchas maneras de resolver el mismo problema. Así que es retante, pero es bien gratificante también, porque es una subespecialidad que todos los pronósticos de la enfermedad son buenos, no tienes pacientes que tengan un cuadro crítico o que se te vayan a morir, a menos que sea un caso súper extremo”, resaltó quien estudiara su carrera en Medicina 100% en tierra puertorriqueña.

Mansilla hizo su doctorado en Medicina en la Escuela de Medicina San Juan Bautista, estudió Pre Médica en la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras; y realizó su residencia en el VA Caribbean Healthcare System, en San Juan y en el Departamento de Endocrinología y Metabolismo del Centro Médico de Río Piedras.

Actualmente tiene su práctica privada en el Sein Medical Plaza, en San Juan, y provee servicios de endocrinología en el Metro Pavia Bayamón.

También te puede interesar