Un nuevo estudio asocia la ingesta de leche con un mayor riesgo de cáncer de mama

por Revista Ginecología y Obstetricia
92 vistas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Ginecología y Obstetricia

La ingesta de leche se asocia con un mayor riesgo de cáncer de mama en las mujeres, según un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Salud de Loma Linda en Estados Unidos.

Lácteos, soja y riesgo de cáncer de mama: Esas confusas leches, publicadas en el International Journal of Epidemiology, encontraron que incluso cantidades relativamente moderadas de consumo de leche de vaca pueden aumentar el riesgo de cáncer de mama en las mujeres, hasta un 80% dependiendo de la cantidad consumida.

El primer autor del artículo, Gary E. Fraser, MBChB, PhD, dijo que el estudio de observación ofrece “evidencia bastante fuerte de que la leche láctea o algún otro factor estrechamente relacionado con el consumo de leche láctea es una causa de cáncer de mama en las mujeres“.

“El consumo de tan sólo 1/4 a 1/3 de taza de leche láctea al día se asoció con un aumento del riesgo de cáncer de mama del 30%. Al beber hasta una taza por día, el riesgo asociado subió hasta el 50%, y para aquellas que bebían de dos a tres tazas por día, el riesgo se incrementó aún más hasta el 70% u 80%”,

dijo Fraser.

Las actuales directrices dietéticas de EE.UU. recomiendan tres tazas de leche al día. “La evidencia de este estudio sugiere que la gente debe ver esa recomendación con precaución“, dijo Fraser.

Detalles del estudio

Se evaluó el consumo de alimentos de casi 53.000 mujeres norteamericanas para el estudio, todas ellas inicialmente libres de cáncer y se les dio seguimiento durante casi ocho años. El consumo de alimentos se estimó a partir de cuestionarios de frecuencia de alimentos (FFQ), también se repitieron retiros de 24 horas, y un cuestionario de referencia tenía preguntas sobre demografía, antecedentes familiares de cáncer de mama, actividad física, consumo de alcohol, uso de hormonas y otros medicamentos, evaluación del cáncer de mama, e historial reproductivo y ginecológico.

Al final del período de estudio, hubo 1.057 nuevos casos de cáncer de mama durante el seguimiento. No se encontraron asociaciones claras entre los productos de soja y el cáncer de mama, independientemente de los productos lácteos.

Pero, cuando se comparó con el bajo o nulo consumo de leche, el mayor consumo de calorías de los productos lácteos y de la leche de vaca se asoció con un mayor riesgo de cáncer de mama, independientemente del consumo de soja.

Fraser señaló que los resultados tuvieron una variación mínima al comparar el consumo de grasa total frente a las leches reducidas o sin grasa; no se observaron asociaciones importantes con el queso y el yogur.

“Sin embargo, los alimentos lácteos, especialmente la leche, se asociaron con un mayor riesgo, y los datos predijeron una marcada reducción del riesgo asociado a la sustitución de la leche de soja por la leche láctea. Esto plantea la posibilidad de que las leches alternativas a la leche sean una elección óptima”,

agregó el autor.

Un efecto peligroso de los lácteos es consistente con el reciente informe de la AHS-2 que sugiere que los veganos pero no los lacto-ovo-vegetarianos experimentaron menos cáncer de mama que los no vegetarianos.

Fraser dijo que las posibles razones de estas asociaciones entre el cáncer de mama y la leche de vaca pueden ser el contenido de hormonas sexuales de la leche de vaca, ya que las vacas están lactando, y a menudo alrededor del 75% de la manada de vacas lecheras está embarazada.

El cáncer de mama en las mujeres es un cáncer que responde a las hormonas. Además, la ingesta de leche y otras proteínas animales en algunos informes también se asocia con niveles más altos de una hormona, el factor de crecimiento similar a la insulina-1 (IGF-1), que se cree que promueve ciertos cánceres.

La leche de vaca tiene algunas cualidades nutricionales positivas“, dijo Fraser, “pero éstas deben ser equilibradas con otros posibles efectos menos útiles. Este trabajo sugiere la urgente necesidad de más investigación“.

También te puede interesar