Tuberculosis Genital en las mujeres

151 vistas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Ginecología y Obstetricia

La tuberculosis es una enfermedad causada por una bacteria que se llama Mycobacterium tuberculosis que tiene diferentes  manifestaciones dependiendo del lugar del cuerpo en el que se desarrolle la bacteria. Normalmente afecta los pulmones y se caracteriza por formar granulomas que son pequeñas esferas de tejido inflamado, que se forman con el fin de dar una respuesta al hongo o bacteria nueva en el cuerpo. Eventualmente progresa y esas lesiones empiezan a causar muerte celular, dejando la posibilidad de sobreinfección.

Las personas que están expuestas a esta bacteria, suelen ser personas en hacinamiento, con malas condiciones de higiene,  desnutrición,  personas que tienen mal su sistema inmunológico como los pacientes con cáncer, VIH u otras enfermedades autoinmunes, y también trabajadores de la salud ya que  están más expuestos a la bacteria. 

¿Qué es la tuberculosis genital?

La bacteria puede proceder a llegar a la sangre o al sistema linfático, lo cual se denomina tuberculosis miliar, de esta forma esta condición puede infectar todos los órganos a los que llegue, como los huesos, el cerebro, el sistema reproductor, la piel entre otros. Cuando se disemina la bacteria, puede aparecer la tuberculosis genital, lo cual puede afectar las trompas de falopio, el útero, cervix y los ovarios.

Esta infección es muy rara, dado que se logra diagnosticar la tuberculosis antes de que llegue al aparato reproductor femenino, sin embargo entre el 5% y 13% de pacientes con tuberculosis la desarrollan en su área genital. Esto suele suceder en mujeres en edad reproductiva, entre 25 y 35 años de edad. Usualmente la mujer se entera de que la padece cuando visitan al especialista por problemas de infertilidad. 

Factores de riesgo 

Menarquia : en el periodo de la primera menstruación 

Primeras relaciones sexuales

Haber tenido aborto 

Embarazo 

VIH

Infección genital inespecífica 

Viajar sin vacunarse contra la tuberculosis 

Rodearse de personas que la padezcan 

En ocasiones las personas padecen la tuberculosis sin verse afectada por esta, ya que el cuerpo es capaz de combatirla, no obstante,  cuando la persona se expone a una infección o enfermedad inmunológica, esta se activa y la mujer empieza a sentir los síntomas. 

Los órganos femeninos afectados son:  

Endometrio: más del 70% de los casos de tuberculosis genital se encuentra en el endometrio, el cual,  el especialista debe revisar con cuidado,  ya que el macroscópico puede tener bajos niveles de diagnóstico a diferencia del histológico. . 

Sinequias: la adherencia de los labios menores de forma parcial o total que afecta la visualización de la entrada  de la vagina, lo cual puede tener una relación con la tuberculosis. 

Trompas de falopio: estas se pueden ver afectadas de diferentes formas, lo usual es desarrollar la acumulación de líquido en ellas, esta afecta alrededor del 30% de las mujeres infectadas. 

También puede afectar el peritoneo, los ovarios, cervix, vagiana y vulva etc. pero en un menor grado 

Síntomas 

Molestias y dolor abdominal 

Irradiación lumbar 

Metrorragias 

Infertilidad 

Leucorrea ocasional 

Signos de Enfermedad pélvica inflamatoria sin dolor 

Tumoración anexial ascitis

Elevación del examen de  CA125 sérico 

Diagnóstico 

Histerosalpingografía: es la técnica radiológica más utilizada para conocer el estado de las trompas de falopio, ya que se pueden observar mejor que en la ecografía, sin embargo es dolorosa para la mujer y  esta no se debe realizar si hay signos de infección en la actividad. 

 Laparoscopia:  es la introducción de un endoscopio a través de una incisión en el abdomen para observar cómo se encuentra el aparato reproductor. Esto requiere de anestesia y quirófano, y  se utiliza para comprobar la extensión y actividad de la infección.  

Imágenes de actividad uterina: estas se deben realizar como rutina, pero en la mayoría de los casos no muestran resultados efectivos para hacer un diagnóstico. 

Imágenes tuberías: estas se realizan para observar si hay alguna anormalidad en las trompas de falopio.  

intradermorreacción de mantoux: esta prueba se realiza para saber si una persona está contagiada de tuberculosis, así no tenga síntomas. Consiste en introducir una mínima parte de este en la piel de la persona, para visualizar si al cabo de 72 horas, este espacio en el cual se aplicó la inyección,  se encuentra con alguna anormalidad. Sin embargo, una persona mal nutrida, con infección vírica y con tuberculosis diseminada puede dar negativo en la prueba. 

Es por esto que lo que se debe hacer es, tomar una prueba de cultivo de sangre menstrual, excusado cervical o peritoneal, entre otros.  

Tratamiento 

Poliquimioterapia tubérculo estática 

Antibiograma 

Triple Terapia:  isoniazida, rifampicina y , etambutol.  

Cuádruple terapia:  isoniazida, rifampicina,  etambutol y pirazinamida. 

Después de realizarse los tratamientos, la mujer debe ir a control entre  seis y 12 meses después 

para evitar aborrtos o gestaciones ectópicas.  

Fuente: sefertilidad.net 

También te puede interesar