Toallas Ginecológicas de Tela ¿Recomendadas?

por Revista Ginecología y Obstetricia
326 vistas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Ginecología y Obstetricia

La toalla de tela 

Es una toalla ginecológica que sustituye a las toallas sanitarias desechables o protectores íntimos, está hecha con fibras orgánicas y sintéticas que le da la posibilidad de ser  resistente al agua o impermeable. Está cosida de forma que la sangre se quede en el centro y a sus costados tiene unas alas con dos botones para pasar por debajo de la ropa interior y abotonar. 

Características 

Las toallas ecológicas a diferencia de las toallas sanitarias desechables están hechas de  poliéster y algodón, esto hace que sean reutilizables. Su duración es de 3 años aproximadamente si la mujer hace buen uso de ella. Las toallas higiénicas desechables están compuestas  de: polímeros, celulosa de pulpa de madera, gel absorbente, poliéster, adhesivos, perfume, papel protector del adhesivo y loción.

Estas compresas tienen tres tamaños, el primero es de la misma proporción de un protector intimo, el segundo es del tamaño tradicional de las toallas higiénicas desechables y el tercero es  más grande y más grueso para aquellas mujeres que tiene mayor cantidad de periodo en un día o para aquellas que en las noches desean estar seguras de no mancharse.  

¿Es bueno o malo para tu salud? 

Es preferible evitar las toallas ginecológicas de tela que estén hechas de fibras sintéticas en gran proporción, también es importante no utilizar toallas ecológicas que tengan muchos colores, diseños y adornos, ya que esto le puede causar a la mujer cervicitis, vaginitis, alergias de contacto, irritaciones etc. Puede alterar  la salud sexual de la mujer porque esto puede impactar los labios mayores o menores de ella. Afirmó la  ginecóloga Esther de la Cruz, en ReXpuestas. 

Recomendaciones de uso

Estas compresas ginecológicas se deben usar igual que las compresas tradicionales, esto significa que deben cambiarse mínimo tres veces diarias, para prevenir molestias en la zona íntima. Se deben proteger de un contacto directo con el medio y  limpiar con jabones neutros como el jabón de coco y para quitar alguna manchas que no quieren salir es preferible utilizar bicarbonato, vinagre de manzana o extracto de té de árbol blanco. 

Si estas fuera de tu casa te recomendamos que siempre lleves una bolsa de tela de algodón del tamaño de tu toalla y un estuche pequeño como una cosmetiquera para guardarlas en el bolso o morral después de cambiarla. 

Para limpiar tus compresas ecológicas es preferible utilizar un recipiente en el cual puedas mover tus manos con facilidad y estas puedan sumergirse en el agua. Lo primero que debes hacer es ponerla en remojo con un poco de jabón y en agua fría, luego con un jabón en barra frotas la toalla y haces más presión en la parte que no ha desmanchado, la vas enjugando al mismo tiempo y luego la dejas remojar con uno de los productos mencionados anteriormente,  mínimo durante 8 horas, después la puedes lavar en la lavadora. 

Las toallas de tela pueden ser una gran opción para las mujeres si desean cuidar el medio ambiente, reducir gastos y cuidar su zona íntima, si sigue las recomendaciones mencionadas anteriormente, de hecho estas pueden llegar a ser mejores para la vagina y vulva que las desechables ya que no tienen tantos químicos. 

También te puede interesar