Relacionan aumento de la presión arterial materna con cambios genéticos placentarios

280 vistas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Ginecología y Obstetricia

El aumento de la presión sanguínea materna durante el embarazo se asocia con modificaciones químicas en los genes de la placenta, según un estudio realizado por investigadores del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver (NICHD), que forma parte de los Institutos Nacionales de Salud (NIH).

Los cambios implican la metilación del ADN, la unión de compuestos conocidos como grupos metilo al ADN, que puede alterar la actividad de un gen. La exposición a la hipertensión en el útero aumenta el riesgo de un crecimiento fetal deficiente. También, el riesgo de enfermedades cardiovasculares en la vida adulta. 

En última instancia, los resultados podrían proporcionar información sobre los primeros orígenes de las enfermedades cardiovasculares y la forma de prevenirlas.

Análisis genético

Los investigadores llevaron a cabo un análisis genético exhaustivo (llamado estudio de asociación del epigenoma completo (EWAS)). Este realizó biopsias de placentas entregadas de 301 mujeres embarazadas en el Estudio de Crecimiento Fetal del NICHD. El EWAS detecta la metilación del ADN y otros cambios en el funcionamiento de los genes.

Los autores creen que su estudio es el primer EWAS que compara la metilación del ADN de la placenta con la presión sanguínea materna a lo largo de los trimestres. El equipo del estudio encontró patrones distintos de metilación del ADN en el tejido de la placenta. Estos corresponden con el momento de las elevaciones de la presión sanguínea en el embarazo. En estudios anteriores se comprobó que muchos de los genes metilados estaban implicados en el funcionamiento cardiovascular.

Próximos estudios en la placenta

Los investigadores esperan estudiar los patrones de metilación del ADN en grupos más grandes de mujeres embarazadas. Incluidas las que padecen trastornos de la presión sanguínea asociados al embarazo, como la preeclampsia.

Los fondos para el trabajo fueron proporcionados por el NICHD, el Instituto Nacional de Salud de las Minorías y Disparidades de Salud y el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales, todos ellos parte de los NIH.

También te puede interesar