¿Qué preguntas debes hacer a tu ginecólogo?

772 vistas

Por: Sara Montalvo Medina, MD FACOG
Especialista en Ginecología y Obstetricia

Como mujer y ginecóloga-obstetra, he tenido la experiencia de ser paciente y doctora. Sé que es difícil para nosotras ir al ginecólogo(a) y a veces los nervios nos traicionan y no sabemos qué preguntarle. Es por esto que les hago una guía de qué debes preguntarle a tu ginecólogo(a) a través de tu vida y de una vez te diré cuál es la función de tu ginecólogo(a) en el cuidado de tu salud en las diferentes etapas de la vida.

Un ginecólogo-obstetra es el médico especialista en el cuidado de la mujer. Podemos atender féminas de diferentes edades, desde la niñez hasta la vejez. Un ginecólogo(a)está preparado para atender diferentes condiciones que afectan a la mujer y también dar cuidado preventivo para evitar que una paciente desarrolle algunas enfermedades. Es por esta razón que es sumamente importante que visiten a su ginecólogo(a) con frecuencia. El Departamento de Salud de Estados Unidos (DHHS), recomienda que las visitas al ginecólogo(a) sean anuales. Estas visitas anuales nos ayudan a dar cuidado preventivo y poder tratar algunas condiciones ya existentes.

Se preguntarán, ¿pero a qué edad debemos comenzar a visitar al ginecólogo(a)?

El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos o ACOG (por sus siglas en inglés), recomienda que la primera visita de rutina debe ser en la adolescencia, específicamente entre los 13 a 15 años. Esta primera visita sirve para poder establecer una confianza con el ginecólogo(a) y también poder identificar y manejar condiciones existentes.

En una visita inicial en la adolescencia (13-18 años por su definición del ACOG), podemos explorar varias condiciones que pueden estar presentes en esta etapa. También, es una oportunidad para que la adolescente pueda aclarar dudas que tenga.

Es definitivo, que para una adolescente puede ser muy estresante ir al ginecólogo(a), especialmente porque tienen miedo a que las chequeen. Cabe aclarar que la gran mayoría de las ocasiones, estas pacientes no necesitarán un examen pélvico, a menos que esté indicado por algún síntoma presente y, de ser así, este examen se hará de la forma más cómoda para ella.

Es sumamente importante, explorar sobre las menstruaciones a esta edad y el desarrollo normal en la pubertad. En este momento, es que debes explorar qué cosas son normales y qué cosas no lo son. El ginecólogo(a) te podrá ayudar a identificar si hay alguna anomalía en tu desarrollo o en tus ciclos menstruales y así poder tratarlos.

Preguntas que debes hacer a tu ginecólogo(a) si estas entre los 13-18 años:

  • ¿A qué edad es normal la primera menstruación?
  • ¿Es normal tener menstruaciones irregulares o sangrados profusos?
  • ¿Mi desarrollo es normal para mi edad?
  • Si decides estar activa sexualmente, ¿qué métodos debo usar para protegerme?
  • Debes preguntar sobre las enfermedades de transmisión sexual y qué debes hacer para evitarlas
  • Si no quiero quedar embarazada, ¿qué métodos existen para evitar embarazos?
  • Si tienes dolores en las menstruaciones, ¿estos son normales?
  • Si tienes dolor pélvico fuera de la menstruación, ¿esto es normal?
  • Se debe explorar, además, conductas que puedan ser riesgosas como, por ejemplo, tomar alcohol, fumar y/o usar sustancias controladas.
  • Se debe discutir hábitos alimenticios para poder identificar si hay anomalías en los mismos
  • En fin, debes preguntar si tienes alguna duda en tu desarrollo y en tu salud reproductiva.

La gran mayoría de las pacientes que visitan al ginecólogo lo hacen en su edad reproductiva, que por definición del ACOG, es desde los 19-45 años. Para estas edades, también es sumamente importante su visita anual con el ginecólogo(a). Estas visitas nos ayudan a identificar condiciones que se pueden prevenir o condiciones existentes que se pueden tratar. Los ginecólogos(as) en muchas ocasiones debemos hacer un examen completo a estas pacientes que están en este grupo de edad.

El ACOG recomienda que, a partir de los 21 años, se haga un examen pélvico a las pacientes todos los años, pero la decisión de hacerlo o no, en pacientes

asintomáticas, depende del ginecólogo(a) y de la paciente. Antes de los 21 años, el examen pélvico se recomienda en pacientes que tengan algún síntoma que lo amerite.

Una pregunta que pueden tener las pacientes es cuándo se comienza la prueba del cáncer cervical, o el conocido PAP. Algunas entidades salubristas aseguran se deben comenzar a partir de los 21 años. Además de las pruebas del cáncer cervical, el ginecólogo(a) te puede ayudar en diferentes aspectos de tu salud, pero ¿qué le puedes preguntar a tu ginecólogo en esta etapa?:

  • La prueba del PAP, ¿cuándo me tocaría y cada cuánto?
  • Si notas irregularidades o sangrados profusos en tus menstruaciones, debes explorarlos y discutirlos con tu ginecólogo(a)
  • Si estas activa sexualmente, ¿qué métodos debo usar para protegerme de enfermedades de transmisión sexual?
  • Si no quiero quedar embarazada, ¿qué métodos existe para evitar embarazos?
  • Si quiero quedar embarazada, pero he tenido dificultades, ¿qué opciones tengo para poder quedar embarazada?
  • Si tienes dolores en las menstruaciones o fuera de las menstruaciones, ¿estos son normales y que tratamientos existen?
  • ¿Qué exámenes de rutina debo hacerme para mantener una salud adecuada?
  • Si tienes problemas en tus relaciones sexuales como, por ejemplo: dolor, resequedad, o falta de deseo o de orgasmos, también debes discutirlos con tu ginecólogo(a)
  • Si estás embarazada puedes explorar con tu ginecólogo(a)-obstetra, las diferentes fases de tu embarazo y los diferentes síntomas que puedes presentar.

Otro grupo de edad son las pacientes maduras, por definición del ACOG, que son las pacientes dentro de las edades de 46-64 años. Este grupo de pacientes tiene necesidades diferentes a los otros grupos y sus preguntas pueden variar, asimismo. En estas pacientes es importante ver su estado de salud general y hacer las pruebas de rutina por su grupo de edades, como por ejemplo las mamografías a partir de los 40 años. En este grupo de pacientes, comienzan muchas pacientes a sentir los síntomas de la menopausia, asíque, si tienes estos síntomas como calentones, insomnio, ansiedad, falta de deseo sexual, discútelo con tu ginecólogo(a) en tu cita. Es sumamente importante continuar las pruebas del cáncer cervical en este grupo de edad.

Por último, el ACOG menciona al grupo mayor de 64 años, como el otro grupo de mujeres que atendemos los ginecólogos. Este grupo conlleva unas necesidades adicionales de cuidado. Algunas pacientes pudieran tener síntomas de la menopausia todavía y es importante explorarlos con tu ginecólogo(a) si esto es así. Otro aspecto de la salud importante en estas pacientes es la osteoporosis. En estas edades se comienza las pruebas de densitometría ósea para poder diagnosticar esta condición. Es importante que tu médico te envíe esta prueba si tienes más de 65 años o antes si tienes algún factor de riesgo para desarrollar esta condición.

Recuerda que el ginecólogo(a) es el médico que cuida tu salud, mujer, y que debes desarrollar una relación de confianza con tu ginecólogo(a) a través de las diferentes etapas de tu vida.

También te puede interesar