Prevención de enfermedades de transmisión sexual entre mujeres

71 vistas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Ginecología y Obstetricia

Para ayudar a cuidar la salud de un paciente y de quienes lo rodean, se enfatiza hoy en  el cuidado que se debe tener en una relación sexual responsable, placentera y segura. De acuerdo con el contenido de  juventud LBGTI, Información de ETS en mujeres lesbianas de Cornella Cataluña, Todavía los estudios e investigaciones sobre el sexo entre mujeres son pocos, sin embargo es importante tener en cuenta el cuidado para evitar contagios de enfermedades e infecciones, ya que la mayoría de las mujeres no tienen en cuenta estas recomendaciones.

Existe un mito de que las mujeres que tienen relaciones sexuales entre ellas, no van a contraer enfermedades de transmisión sexual, aunque tienen menos riesgo, siempre existe el peligro de ser diagnosticadas por algún tipo de patógeno.  Lo mencionado anteriormente, ha ocasionado que las mujeres no se cuiden y olviden el acompañamiento de un especialista (ginecólogo) y sus diversos procedimientos como la citología o papanicolau anual ; estos tipos de  comportamientos es una gran causa para que las mujeres padezcan de alguna enfermedad como la Clamidia, Candidiasis, Hepatitis, Gonorrea, VIH/SIDA, Covid – 19 entre otras.

Prácticas sexuales que abren la posibilidad a contraer enfermedades 

Hay una gran variedad de prácticas y posiciones sexuales entre mujeres que son partidarias a enfermedades, estas son: uso de dedos, compartir juguetes sexuales, fisting, tijeras y cunnilingus.

Uso de manos y dedos: 

Masturbar o penetrar a la  pareja con las manos hace que para esta práctica sea necesario el uso de preservativos como guantes (látex) o condones con el fin de evitar que los cortes, las quemaduras o mordeduras de las manos tengan contacto directo con la pareja, lo cual  hace que disminuya el riesgo de ser contagiado o contagiar de algún virus o infección al acompañante. 

Tijera 

Es el contacto de genital con genital, en esta práctica se intercambian fluidos con mayor facilidad, abriendo la puerta al contagio directo. Para esta acción existen preservativos de látex de forma rectangular y plana que  deben ser puestos encima de la vulva para prevenir un contacto evidente con la pareja.

Juguetes sexuales: 

Es importante hacer énfasis en el uso de los siguientes tipos de juguetes sexuales: consoladores, bolas chinas y  vibradores ya que  cualquier otro objeto puede lastimar o infectar la  zona íntima. La recomendación más acertada es usar preservativos con ellos,  lavarlos muy bien con agua y jabón (con PH neutro) con el fin de no dañar los órganos genitales.

Cunnlingus: 

Es el contacto entre la boca y genitales esto incluye morder, frotar y todo lo relacionado con el sexo oral; es importante tener en cuenta que el método de protección adecuado para esta actividad es el condón vaginal.  

Fisting: 

Es la manera de dilatar en gran medida  la vagina o el ano para penetrar objetos grandes. Esta práctica es de  mayor  riesgo ya que la mujer no está preparada hormonal ni fisiológicamente para esta experiencia. Para ésto es importante el uso abundante de lubricante,  dilatación lenta y progresiva, ya que puede ocasionar  lesiones internas, hemorragias severas y  desgarros que pueden comprometer la vida y la fertilidad de la mujer.

Consejos y recomendaciones 

“que las relaciones sexuales con la menstruación tienden a tener un mayor riesgo, ya que es un contacto directo con fluidos y en específico sangre tiene gran contacto con todo lo que hay circulando en el cuerpo, si se va a tener relaciones sexuales durante la regla es importante la protección y que la pareja se sienta cómoda” afirmó  ginecólogo Daniel Serna de Especialistas del Eje 

Las infecciones urinarias se pueden pasar por contacto y la mayoría de bacterias ascienden por la uretra, aún más en relaciones sexuales. Es por esto que si un miembro de la relación tiene una infección urinaria como la cistitis le cuente a su pareja para que esta no se vaya a contagiar. 

Se pueden producir hemorragias de diferentes grados, si son pequeñas se pueden autocontrolar, pero si no es así es preferible que sea atendida por urgencias. Cualquier estructura como uñas o juguetes sexuales puede desgarrar el tejido del genital si está en un ángulo inadecuado, es por esto que entre más grandes los objetos hay mayores riesgos. 

Es importante el cuidado personal de la vagina, para conocer  cómo hacerlo y evitar contraer infecciones como vaginosis bacteriana, cistitis  etc. Ingresa aquí: https://revistaginecologia.com/cuidado-de-la-zona-intima-en-el-verano/

También te puede interesar