Cuidado de la zona íntima en el verano

275 vistas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Ginecología y Obstetricia

En los periodos de calor se suele cambiar de rutina y de actividades, es frecuente que el cuerpo sude más, por ello debemos tener en cuenta las siguientes recomendaciones para mantener saludable la vulva y vagina.  

El calor y la zona íntima

“Durante el verano son más propensas las enfermedades ginecológicas, ya que hay una alta temperatura en el ambiente, la combinación del calor y la humedad puede provocar ardor, irritación, picor y enrojecimiento, si no se tiene en cuenta las indicaciones para prevenirlas ni se tratan a tiempo pueden llegar a convertirse en enfermedades ginecológicas, producidas por hongos o alergias de contacto. Las más frecuentes son la candidiasis vaginal y vaginosis bacteriana”, señala la ginecóloga María del Pilar Vásquez Santos, en el portal web de Qurónsalud.

Recomendaciones para evitar enfermedades y molestias 

La Revista Ginecología te aconseja que incluyas estos hábitos para prevenir molestias o enfermedades en tu zona íntima durante el verano:

  •  Mantén seca la zona íntima, no limpies la vagina en exceso o poco. 
  • Durante tu periodo cambia las toallas higiénicas o tampones antes de cumplir las 4 horas con ellos. 
  • Ten cuidado al sentarte en lugares públicos. 
  •  Cámbiate de ropa interior por lo menos dos veces al día y después de hacer ejercicio. 

Si vas a la playa o piscina:  

  • Evita el vestido de baño húmedo durante mucho tiempo y en lo posible, cambiate de traje. 
  •  Ten cuidado a la hora de depilarte, fíjate que la cuchilla de afeitar esté en buen estado. 
  • No compartas toallas para secarte. 
  • Utiliza ropa holgada como faldas, vestidos y pantalones anchos que estén hechos de tela de material orgánico como algodón.
  • Es importante que mantengas la temperatura del cuerpo fresca.  

Tratamiento para las complicaciones

En caso de una incomodidad en la vulva o vagina dirígete al ginecólogo para evitar complicaciones, el especialista hará el procedimiento adecuado para tu bienestar. Este puede examinar tu zona íntima, su estado de equilibrio y ph para realizar un diagnóstico y luego establecer el  tratamiento con antimicóticos tópicos o antibióticos, si lo requiere, acompañado de una higiene personal adecuada de tu zona íntima. Ten en cuenta que no debes automedicarte porque puedes ocasionar daños peores y dificultades a la hora de dar un diagnóstico. 

Es importante el cuidado personal de la  zona íntima durante el verano y a lo largo del día en las diferentes actividades para evitar hongos o alergias de contacto, que si no se tratan a tiempo pueden ocasionar problemas crónicos en la zona íntima de la mujer. 

También te puede interesar