Menorragia o sangrado menstrual intenso: ¿es normal?

209 vistas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Ginecología y Obstetricia

La menorragia es el término utilizado para describir los sangrados menstruales de gran intensidad y/o prolongados, esta afección puede ser una señal de la presencia de otras enfermedades como la adenomiosis.

Muchas mujeres creen que sufren de sangrados abundantes pueden pensar que padecen de esta patología. Sin embargo, en la mayoría de casos la cantidad de sangrado no es suficiente para ser considerado menorragia.

Esta patología puede provocar una alteración ser causada por distintas enfermedades o condiciones de salud de la mujer, como:

Fibromas uterinos

La aparición de fibromas uterinos (tumores benignos) pueden causar sangrados menstruales prolongados o de gran intensidad.

Adenomiosis

La adenomiosis es una enfermedad de la mujer, que se produce por el engrosamiento anormal de las paredes del útero, lo que produce dolor crónico en la zona pélvica y mayor sangrado durante los ciclos menstruales.

Cáncer

Algunos tipos de cáncer ginecológicos como el cáncer de cuello uterino pueden causar ciclos menstruales abundantes.

Desequilibrio hormonal

Cuando una mujer presenta alteración en sus hormonas, se produce un desarrollo anormal del endometrio que se despren

de y genera sangrado menstrual intenso.

Dispositivo Intrauterino (DIU)

Uno de los efectos secundarios más conocidos del DIU no hormonal es el la menorragia, por esta razón el uso de este método anticonceptivo debe ser supervisado por un especialista. De esta forma el indicará las medidas que se deben tomar para tratar los efectos secundarios.

Existen algunos factores que pueden aumentar el riesgo de desarrollar esta afección como: sufrir de obesidad, estar próxima a iniciar la etapa de la menopausia, enfermedades como la endometriosis y antecedentes familiares.

Además de producir un sangrado menstrual intenso, la amenorrea puede causar otros signos y síntomas que pueden servir de alerta a las mujeres para acudir al especialista. Algunos de estos son:

  • Sangrado menstrual que dura más de siete días
  • Calambres en la zona pélvica
  • Fatiga y cansancio
  • Expulsión de coágulos de sangre de gran tamaño
  • Debes limitar tus actividades diarias por la cantidad sangrado
  • Abundante sangrado menstrual que requiere cambio de tampones o compresas cada hora
  • Sangrado vaginal luego de la menopausia

También te puede interesar