Médicos deben aconsejar a pacientes sobre aumento de peso gestacional

129 vistas

La Comisión de Servicios Preventivos de Estados Unidos (USPSTF) recomendó a los médicos de atención primaria que aconsejen a sus pacientes adolescentes y adultas embarazadas que utilicen intervenciones para limitar el aumento excesivo de peso gestacional.

Asesorar a las embarazadas sobre la ganancia de peso gestacional tiene una recomendación de grado B por parte de lacomisión, lo que significa que hay “certeza moderada de que las intervenciones de asesoramiento conductual destinadas a promover el aumento de peso saludable y prevenir el incremento de peso excesivo en el embarazo tienen nivel moderado de beneficio neto para las gestantes”, señaló la comisión en su declaración de recomendaciones, que fue publicada en JAMA el 25 de mayo.

Si bien la comisión ha hecho otras recomendaciones sobre detección de obesidad en adultos y sobre diabetes gestacional, esta es la primera recomendación sobre intervenciones de asesoramiento conductual en embarazadas para promover un peso saludable y limitar el aumento de peso gestacional. La recomendación es importante, indicó lacomisión, porque la mitad de las personas inició el embarazo con sobrepeso (24%) u obesidad (24%) en 2015, con prevalencia de obesidad antes del embarazo más alta entre las mujeres originarias de Alaska/indias americanas (36,4%), de raza negra (34,7%) e hispanas (27,3%).

Lee también: El estrés oxidativo, culpable de muchos casos de infertilidad

Para definir el aumento de peso gestacional, la comisión utilizó las recomendaciones de la National Academy of Medicine de un cambio de peso de 13 a 18 kg en la categoría de peso inferior al normal (índice de masa corporal [IMC] < 18,5 kg/m2), de 11 a 15 kg en el peso normal (IMC: 18,5 a 24,9 kg/m2), 11 a 15 kg en la categoría de sobrepeso (IMC: 25 a 29,9 kg/m2) y 5 a 9 kg en la categoría de obesidad (IMC ≥ 30 kg/m2).

La implementación de esta recomendación incluye contenido con enfoque nutricional, de actividad física, de cambio de estilo de vida o de cambios del comportamiento. El asesoramiento debe realizarse al final del primer trimestre o al comienzo del segundo y suspenderse poco antes del parto. “Los tipos más comunes de intervenciones de asesoramiento conductual incluyeron el ejercicio activo o supervisado, y el asesoramiento sobre la dieta y la actividad física”, señaló lacomisión.

La duración promedio de las sesiones de asesoramiento fue de entre 15 y 120 minutos, variando desde menos de 2 hasta más de 12 visitas como parte de la intervención. Los médicos de atención primaria pueden realizar estas intervenciones ellos mismos o derivar al paciente a una intervención en otro lugar. “Las intervenciones efectivas de asesoramiento conductual a menudo remitían a los participantes a varios especialistas en diferentes ámbitos, por ejemplo, un centro de acondicionamiento físico de la comunidad local. Las participantes recibieron asesoramiento sobre una dieta saludable y ejercicio a través de sesiones educativas individuales o grupales. Algunas intervenciones proporcionaron clases de ejercicio en grupo supervisadas por un médico con o sin asesoramiento”, escribieron los autores.

Con información de: Medscape

También te puede interesar