Laparoscopia: beneficios y riesgos

por Revista Ginecología y Obstetricia
987 vistas

Por: Sara I. Montalvo Medina
Especialista en Ginecología y Obstetricia

Al momento de someternos a una cirugía, nuestros médicos nos ofrecen varias opciones, una de ellas la laparoscopia. Pero, ¿qué es la laparoscopia? ¿Es mejor este tipo de cirugía que otras? En este artículo les explicaré sobre esta cirugía, sus indicaciones, beneficios y riesgos.

¿Qué es la laparoscopia?

Es un tipo de cirugía mínimamente invasiva en donde a través de incisiones pequeñas se puede mirar o hasta tratar y remover diferentes condiciones que afectan tanto los órganos pélvicos como los abdominales. Se introduce una cámara llamada laparoscopio que permite al médico observar la cavidad abdomino-pélvica. Además, si es necesario se pueden introducir otros instrumentos que sirven para cortar, quemar o remover algunas lesiones.

¿Qué procedimientos se pueden realizar por laparoscopia?

La laparoscopia se utiliza para realizar varios tipos de procedimientos de diferentes especialidades, entre ellos,  remoción de vesícula por los cirujanos y remoción de riñón por los urólogos. 

Nosotros los ginecólogos utilizamos la laparoscopia por diversas razones. Una de las más comunes es para la evaluación de dolor pélvico crónico. Este dolor se caracteriza por una duración de más de 6 meses y en algunos de los casos puede ser ocasionado por la endometriosis.

La endometriosis es una condición donde el tejido que recubre el interior de la matriz crece en otros órganos, causando dolor y cambios inflamatorios. Por medio de la laparoscopia se puede remover o quemar las lesiones presentes en esta condición, sirviendo, así como tratamiento.

Otros procedimientos que se pueden realizar, incluyen tratamiento para quistes de ovarios, embarazos ectópicos, esterilizaciones, entre otros. También se puede remover la matriz parcial o totalmente, conocido como histerectomía. En algunos casos, esta cirugía se puede utilizar para operar problemas cancerosos ginecológicos, como el cáncer de endometrio o de útero.

Te puede interesar: ¿Qué es la mastectomía?

¿Qué beneficios y riesgos tiene la laparoscopia vs la laparotomía?

La laparotomía, la llamada cirugía abierta, es cuando se opera a través de incisiones más grandes e invasivas. La laparotomía es necesaria en algunos casos en donde el procedimiento no se puede realizar por laparoscopia o cuando así lo decide su ginecólogo.

Su ginecólogo(a) puede optar por realizarle un procedimiento laparoscópico debido a que conlleva unos beneficios sobre la laparotomía. Estos beneficios incluyen una disminución en el tiempo de recuperación,  en el dolor postquirúrgico, en el riesgo de infección y sangrado, y en el tiempo de hospitalización.

Aunque en general, la laparoscopia es segura, sí conlleva también unos riesgos, ya que es una cirugía. Estos riesgos incluyen, sangrado, daño a órganos, como la vejiga o intestinos, complicaciones de la anestesia, infección o hasta hernias. Estos riesgos también están presentes en la cirugía abierta (laparotomía) y se ha probado que la laparoscopia es más segura que la laparotomía en varios estudios.

En general, la laparoscopia es un procedimiento con muchos beneficios, que, en pacientes selectas, puede llevar a que su cirugía sea menos dolorosa y con una recuperación más rápida. Los ginecólogos la hemos utilizado por más de 40 años con muy buenos resultados. Cada vez se exploran nuevas técnicas para tratar más condiciones y así poder beneficiar a nuestras pacientes. De tener alguna duda, pregunte a su ginecólogo(a) en una próxima visita.

También te puede interesar