Infecciones urinarias: recomendaciones

por Revista Ginecología y Obstetricia
214 vistas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Ginecología y Obstetricia

Las mujeres a lo largo de su vida padecen entre un 50% a un 60% más infecciones urinarias que los hombres. Esto se debe a que las mujeres tienen un tracto urinario más corto y las bacterias, infecciones o virus se pueden propagar con mayor facilidad por el aparato urinario. Los cambios hormonales, que suceden comúnmente durante el ciclo menstrual o la menopausia; las relaciones sexuales sin preservativos, el sudor en el verano, las piscinas y una alimentación alta en azúcares pueden propiciar una infección en el aparto urinario femenino. 

La función del aparato urinario es almacenar, transportar y expulsar la orina, que contiene toxinas las cuales se eliminan de la sangre. El ser humano tiene dos riñones, uno a cada lado del cuerpo y en ellos se forma la orina al filtrar la sangre. Luego, la orina pasa a través de los uréteres a la vejiga, donde se almacena hasta que el cuerpo la expulsa por uretra. 

Una infección urinaria puede ser de dos tipos: baja, cuando afecta la vejiga y alta cuando afecta al riñón. Los síntomas aparecen según la ubicación de la infección, por ejemplo, si la mujer siente fiebre, escalofríos, taquicardia o intolerancia al dolor, puede que la infección se encuentre en los órganos altos del aparato urinario.

La causa de las infecciones del tracto urinario (ITU) son usualmente los hongos o bacterias que pasan del colon, por su cercanía a los genitales femeninos, y ascienden por el tracto urinario desde la uretra. Los tipos de ITU son: Cistitis la cual afecta la vejiga y uretritis que se da en la uretra, si no se tratan estas infecciones pueden propagarse a los riñones. Para hacer el diagnóstico es importante el relato del paciente, una prueba de orina, una muestra de las bacterias para identificar cuáles están causando la infección, imágenes de las vías urinarias y una endoscopia para observar el interior de la vejiga. 

Síntomas de las infecciones urinarias 

  • Dolor al orinar
  • Deseo orinar frecuentemente
  • Sangre en la orina 
  • Dolor pélvico 
  • Ardor al orinar 
  • Olor fuerte en la orina 
  • Cambio de color en la orina 
  • Dificultad al orinar 
  • Fiebre 
  • Náuseas 
  • Vómito 
  • Taquicardia 
  • Escalofríos 

Tratamiento 

El tratamiento depende del tipo de infección urinaria que tenga la mujer y su recurrencia. Los tipos de fármacos utilizados para el tratamiento comúnmente son: 

  • Antibióticos 
  • Antivirales 
  • Antifúngicos 

Si las infecciones urinarias son recurrentes es posible que tu especialista te recete medicamentos durante tres o cuatro meses y si la infección usualmente surge por relaciones  sexuales, te puede enviar medicamentos para antes o después de las próximas relaciones sexuales. 

Recomendaciones 

  • No tener relaciones sexuales para evitar que tus sintomas empeoren, ya que se puede convertir en un encuentro doloroso. La uretra se encuentra encima de la vagina y esto podría incomodarte debido a la fricción en la relación sexual. 
  • No ir a piscinas para evitar que otras personas obtengan la infección y la tuya se exacerbe. 
  • Limpiarte bien de adelante hacia atrás y solo el lado de la vagina para evitar que se mezclen las bacterias. 
  • Utiliza ropa clara de algodón 
  • Lava tu ropa con jabones orgánicos y sin suavizantes 
  • Evita los azúcares y carbohidratos, ya que estos pueden hacer que tu vulva y vagina cambie acidez. 
  • Toma bastante agua, así podrás eliminar la infección más rápido.
  • Ve siempre al baño cada vez que tu cuerpo lo pida .
  • Haz yoga, meditación o actividades para que mantengas un buen estado de ánimo y evitar cambios hormonales,  pues estos cambios pueden hacer que la mucosa cambie y las bacterias colonicen con más facilidad. 
  • Mantén tu vello pubico de un largo moderado. 
  • No uses jabones, desodorantes o duchas vaginales.
  • Limpia con palmaditas tu zona íntima.
  • No compartas ropa interior o toallas de baño.
  • No hagas un aseo excesivo de tu zona íntima porque esto puede ocasionar cambios en tu acidez. 
  • Consume vitamina C, esta impide el crecimiento de las bacterias 
  • Come arándanos, ya que acidifican la orina y evitan que los gérmenes se peguen en las vías urinarias.  

Debes tratar tu infección urinaria lo antes posible para prevenir complicaciones, los remedios caseros mencionados solo ayudan a que tu tratamiento y experiencia sea mejor. Es necesario que empieces el tratamiento que recetó tu especialista junto a estos remedios caseros para eliminar la infección más rápidamente.

También te puede interesar