Dolor en los senos: ¿un tema que debería preocuparte?

por Revista Ginecología y Obstetricia
312 vistas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Ginecología y Obstetricia

El dolor en los senos o también conocido como mastalgia es una de las afecciones más frecuentes en la mujer y no necesariamente es causado por una enfermedad crónica. Aunque muchas personas creen que se produce como un indicio de cáncer, la realidad es que en la mayoría de ocasiones no es así.

Y es que el dolor en las mamas puede ser constante o aparecer de manera ocasional. Las causas de esta afección pueden ser muchas, a continuación te contamos las más frecuentes.

Ciclo menstrual 

Durante el ciclo menstrual se producen diversos cambios hormonales que pueden incidir en el dolor de los senos. Con frecuencia esta afección desaparece en la menopausia y el embarazo. 

Cambios estructurales

Los cambios en los conductos mamarios también pueden provocar dolor en las mamas y causar la formación de quistes. 

Ingesta de medicamentos 

Algunos medicamentos que contienen hormonas como las píldoras anticonceptivas podrían estar asociadas a esta manifestación.

Cirugías

El dolor producido luego de una intervención quirúrgica en los senos se puede prolongar incluso después del tiempo de recuperación y cicatrización.

Síntomas

Por lo general el dolor en los senos está asociado al ciclo menstrual, por lo que se intensifica una o dos semanas antes del inicio del periodo y suele desaparecer tan pronto termina. Algunos de los signos más frecuentes son:

  • Dolor frecuente de mamas
  • Nudosidades
  • Inflamación de los senos
  • El dolor puede extenderse a la axila

Si presentas alguno de estos síntomas y no se desaparecen en dos o tres semanas es importante que busques atención médica especializada para evaluar tu situación clínica.

Para poder establecer la razón por la cual se presenta el dolor en los senos el médico realizará una valoración física y sintomatológica. Además puede ser necesario hacer una serie de exámenes como la mamografía, ecografía y/o biopsia del tejido mamario; esto con el fin de descartar la presencia de tumores cancerígenos.

Como ya lo mencionamos, en la mayoría de casos esta afección se produce durante el ciclo menstrual y desaparece con el tiempo, por lo que no requiere tratamiento. Si el dolor es producido por otro tipo de patología el médico debe evaluar la forma más adecuada de tratar esta afección de acuerdo a tu historial clínico.

También te puede interesar