Desmintiendo mitos femeninos parte II

101 vistas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Ginecología y Obstetricia

Años atrás los temas de la salud femenina era un tabú y esto abrió una gran puerta a los mitos femeninos por falta de investigación y conocimiento de las situaciones comunes de las mujeres. El primer artículo sobre los mitos femeninos parte I, se centró en temas relacionados con la regla y los olores de la vagina, hoy en la parte II desmentimos 5 mitos que abarcan la regla, el síndrome de ovario poliquístico, las duchas vaginales, el VPH y la lactancia.

Es normal que la mujer tenga fuertes dolores y complicaciones durante su regla 

Falso. Las mujeres que sufren de dolores intensos, expulsan grandes cantidades de sangre durante su periodo menstrual, padecen de dolores de cabeza y mareos, pueden estar presentando síntomas de endometriosis o el síndrome de ovario poliquístico, condiciones que no son normales y que, si no se tratan a tiempo, tienen grandes consecuencias en la vida de la mujer. Durante años la mujer normalizó los dolores incapacitantes durante la regla, acción que ha hecho que se retrasen diagnósticos que pueden salvar vidas. Si es cierto que días antes y durante la regla, hay un leve dolor o inflamación, sin embargo, este no debe interferir en la calidad de vida de la mujer. 

Las mujeres con quistes en los ovarios tienen el síndrome de ovario poliquístico 

Falso. Para diagnosticar el síndrome de ovario poliquístico es necesario realizar exámenes médicos como evaluación física, análisis de sangre y ecografías, en las cuales se confirmen tres puntos: el primero, que la mujer tenga un desequilibrio hormonal fuerte, es decir, que las hormonas masculinas se presenten en un nivel anormal para la mujer, esto se puede observar a través del acné o vello abundante en zonas no convencionales;  segundo, que haya una regulación anormal de la insulina en la sangre, la cual puede generar aumento de peso y tercero los quistes en los ovarios, que son motivo de la no disolución de los óvulos no liberados durante el ciclo menstrual. Es importante recordar que podemos encontrar mujeres sin el síndrome pero con quistes en los ovarios. 

Las duchas vaginales son necesarias para la vulva y zona íntima 

Falso. Las duchas vaginales producen un desbalance del PH en la vagina, lo que causa que diferentes bacterias y virus puedan colonizar más fácil la zona íntima. Es importante mencionar que el PH de la mujer es ácido para mantener la zona protegida y en buen funcionamiento. Las duchas vaginales son utilizadas para quitar el mal olor de la vagina, eliminar los residuos después del parto y limpiar la vagina, sin embargo, es un proceso que atenta contra la estabilidad de la zona íntima de la mujer y no se debe realizar. 

Los senos pequeños y pezones blandos no permiten amamantar tu bebé 

Falso. Durante los nueve meses del embarazo, la mujer experimenta cambios hormonales necesarios que preparan a la madre para tener la capacidad de producir leche materna y alimentar a su bebé. La apariencia de los pechos o pezones no interfieren en la calidad y producción de leche materna. 

Si tengo las vacunas contra el virus del papiloma humano, ya no es necesaria la citología cervical o papanicolau 

Falso. La vacuna no es 100% aunque si tiene una gran efectividad, hay casos raros de cáncer de cérvix sin tener el virus del papiloma humano y esta vacuna solo protege contra los serotipos del VPH más comunes, recordemos que hay muchos tipos de papiloma humano. Es por esto que la mujer debe hacerse la citología cervical una vez al año durante toda su vida 

También te puede interesar