Cáncer de vulva: síntomas, tratamientos y recomendaciones

171 vistas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Ginecología y Obstetricia

Usualmente las personas confunden la vagina con la vulva, por esta razón es importante aclarar su diferencia, la vulva es la parte externa de la zona íntima de la mujer, allí se encuentran los labios menores y mayores, el glande del clítoris, la uretra y la entrada a la vagina, la vagina, por su parte, es un espacio por el cual se libera la menstruación, el flujo del ciclo menstrual y nace un bebé. 

El cáncer es el crecimiento excesivo de las células en el cuerpo y puede desarrollarse en cualquier zona, como en la piel,  la sangre, los huesos y los órganos internos. Aunque el cáncer tiene muchas causas, algunas de ellas pueden ser evitadas por medio de hábitos saludables como una dieta  rica en alimentos que contengan antioxidantes, hidratación apropiada, ejercicio frecuente, evitar el estrés, la vacuna contra el virus del papiloma humano, evitar las relaciones sin protección, el alcohol, el tabaco, las carnes procesadas y el sol en exceso. 

El cáncer vulvar es el crecimiento excesivo de las células de la vulva, que se manifiesta en la dermis en forma de bulto o llagas. Según estadísticas de los CDC, el cáncer de vulva representa cerca del 6% a 7% de los cáncer ginecológicos que han sido diagnosticados en EE.UU. Los tipos de cáncer vulvar más conocidos son: carcinoma epidermoide de vulva y melanoma vulvar. 

Factores asociados 

  • Tener el sistema inmunológico débil. 
  • Haber sufrido de cáncer de cuello uterino. 
  • Fumar.  
  • Tener el Virus del Papiloma Humano (VPH).
  • Ser mujer mayor de 65 años.  
  • Estar en la posmenopausia. 

Síntomas 

  • Aspecto grueso en la piel de la vulva 
  • Escamas
  • Dolor y sensibilidad
  • Cambio de color la piel de la zona
  • Picazón constante
  • Sangrado no proveniente de la regla

Diagnóstico

Los especialistas deben observar detalladamente la vulva a través de una colposcopia, para identificar factores extraños en la piel de la vulva, si se identifican anormalidades se debe realizar una biopsia del tejido afectado. Si se confirma el diagnóstico, el ginecólogo debe realizar tomografías, radiografías y resonancias magnéticas para identificar el estado del cáncer vulvar y el tipo de cáncer. 

Estado I: cuando  el cáncer no se ha esparcido por otros lugares fuera de la vulva y cuando el tumor es pequeño. 

Estado II: se caracteriza por tumores que, debido a su tamaño, están cerca a la uretra, vagina o ano.

Estado III: se ha propagado a los ganglios linfáticos, lo cual aumenta el riesgo de metástasis. 

Estado IV: se caracteriza por haberse propagado a lugares como la uretra, vejiga, ano, vagina, huesos y probablemente a otros lugares del cuerpo. 

Tratamiento 

Cirugía de extirpación: esta se puede hacer en pequeña o grande medida, depende del estado de cáncer que tenga la mujer. Puede extraer la vulva, un pedazo de ella y/o los ganglios linfáticos comprometidos. 

Quimioterapia: son medicamentos que se pueden inyectar en las venas o tomar vía oral, su función es eliminar las células cancerosas del cuerpo. 

Radiografía: son rayos de alta capacidad que eliminan las células cancerosas. 

Tips para afrontar el diagnóstico de la mejor manera 

  • Cuéntale a un amigo o familiar cómo te sientes, menciónales que no deseas escuchar comentarios negativos y que solo deseas desahogarte. 
  • Realiza yoga y meditación para liberar el estrés y la energía tensa que esto te produce. 
  • Realiza actividades que te gusten como cocinar, hacer ejercicio, bailar, ver películas, escuchar música, pintar o reunirte con tus seres queridos. 
  • Aliméntate muy bien, incluye más frutas, verduras, legumbres y agua en tu vida y elimina los azúcares, las grasas saturadas y las harinas refinadas. 
  • Habla con mujeres que pasaron por lo que tú hoy estás pasando, para que te aconsejen, ya que ellas más que nadie te entenderán mejor 
  • No tengas miedo a las relaciones sexuales, preguntale a tu especialista si la puedes hacer 

Prevención 

  • Protégete en tus relaciones sexuales.
  • Reduce la cantidad de parejas sexuales.
  • Aliméntate bien.
  • Aplícate la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano.
  • Acude con regularidad al ginecólogo. 
  • Realiza el papanicolau o la citología vaginal con frecuencia. 

También te puede interesar